domingo, 14 de julio de 2019

El mejor seguro privado para tu perro


Igual que un ser humano, los perros pueden sufrir enfermedades o accidentes y que sea necesario llevarlos al veterinario, más allá de los casos obligatorios como revisiones o vacunas

seguro para perro

Seguridad en el hogar

Ante todo tenemos que proteger a nuestro perro y darle seguridad en nuestro hogar. Los seguros de hogar protegen, entre comillas, a la vivienda frente a tu perro.

Mucha gente dispone, además, de mascotas de gran valor monetario. En ocasiones, los ladrones no se llevan aparatos sino que se han llegado a robar perros.

Además, a veces, nuestros perros se comportan de manera extraña y nos encontramos sorpresas desagradables cuando llegamos a casa.

Por todo ello, es recomendable que instales una alarma en casa que incluya un sistema de vigilancia para poder controlar a tu perro. Si alguien intenta entrar en nuestra casa a robar, la alarma avisará a la empresa de seguridad y, el sistema de vídeo nos permitirá ver qué hace nuestra mascota cuando está sola en casa.
  
Seguros para perros

El seguro del hogar puede cubrir en cierto sentido a nuestra mascota pero te recomendamos que contrates un seguro independiente para tu mascota.

Coberturas de los seguros para perros:

     Accidente o enfermedad: garantiza asistencia veterinaria. Incluye consultas, pruebas, análisis o intervenciones. Algunos de estos aspectos como las intervenciones quirúrgicas pueden ser una cobertura especial, por lo que hay que estar atentos.

     Daños al animal: Dentro de las condiciones que contrates, el seguro garantiza una indemnización en caso de accidente, extravío o robo. Además, también están incluidos los gastos médicos derivados de estos hechos. Una cobertura bastante curiosa es el pago de la publicación de anuncios en prensa o radio.


     Sacrificio del animal: Si es necesario por accidente, vejez o enfermedad, se hacen cargo de los gastos y, además de la eliminación del cadáver.

     Responsabilidad civil: Protección frente a indemnizaciones a terceros.

     Defensa jurídica: Cubre los gastos por juicios o denuncias en los que formes parte como propietario. También garantiza las fianzas.

     Estancia en residencia canina si tienen que hospitalizar al propietario.

     Consultorio telefónico: Información sobre todo lo relacionado con el animal, como puede ser residencias, hoteles, criadores… Además, incluyen consultas veterinarias telefónicas.

Aspectos a tener en cuenta antes de contratar un seguro

     Normas de suscripción: Los seguros no suelen cubrir animales que tengan 7 o 9 años. Además, los cachorros deben tener, como poco, tres meses.

     Tratamientos cubiertos: Hay que estar muy atentos a lo que incluyen en la parte de tratamientos.

     Límite de pago: Existe un límite de gasto en veterinario al año.

     Condiciones preexistentes: Condiciones que ya tiene tu perro antes de contratar y que no serán aseguradas. Pueden llevar a la negación del seguro por parte de la aseguradora.

     Periodo de carencia.: Tiempo que pasas desde que contrato el seguro hasta que se hace efectivo. Oscilan entre quince y treinta días.

     Franquicias: Es la cantidad de dinero del cual tendríamos que hacernos cargo nosotros.

     Precio: Variará en función de la raza, la edad, el valor del animal o las coberturas que incluya

     Son seguros reembolsables: Nosotros pagamos y el seguro nos reembolsará la parte que corresponda.

0 comentarios:

Publicar un comentario