domingo, 11 de agosto de 2019

Cómo adaptar tu hogar a la llegada de un perro


La llegada de un perro a tu hogar implica una serie de cambio y adaptaciones para que se sienta como en casa. El hecho de que haya algún bebé u otros perros hará que tengas que hacer una serie de cambios.

Cómo adaptar tu hogar a la llegada de un perro
  
Antes de la llegada

No dejes las cosas para cuando tu mascota ya esté en casa, hay muchas cosas que tienes que tener preparadas antes de que él llegue.

Lo más importante antes de ir a buscarlo es comprar un transportín. Sobre todo si vas a ir a buscarle en coche, así irá más seguro.

Algunos perros se suelen mareas en los coches por lo que deberías llevar una bolsa de plástico por si acaso.

Evitar peligros

     Cables y enchufes: Colócalos de forma que no estén al alcance. A los cachorros les gusta morder cualquier cosa y si muerden un cable pueden provocar un cortocircuito, que salten los plomos de tu vivienda y sufrir una descarga.
     Productos de limpieza: Pueden llegar a ingerirlos así que evita que puedan acceder a ellos mediante algún bloqueo. Lo mismo pasa con los medicamentos.
     Objetos pequeños: Deja fuera de su alcance cualquier objeto de pequeño tamaño que puedan tragarse y ahogarse.
     Dulces: el dulce es uno de los alimentos que peor le sientan a los perros. Evita, de todas las formas posibles, que puedan acceder a ellos.
     Escaleras y ventanas: Coloca una valla y seguros en las ventanas para que tu mascota se caiga.
     Evita que puedan poner en marcha cualquier aparato eléctrico o lámpara. Puede que si son capaces de conectar los aparatos el consumo medio de luz de tu hogar suba.

Aspectos a tener en cuenta

     Compra cuencos para la comida y bebida de tu perro
     Hazte con objetos de baño como champú especial o un cepillo
     Acomoda su cama, necesitará un lugar donde descansar o dormir, sino lo tendrás en tu cama o en el sofá
     Ponle el chip identificativo y, por si acaso, en el collar colócale una chapa con tu información.
     Una vez que se haya habituado a su casa, llévale al veterinario para una revisión.
     Si en tu casa hay bebés u otros perros, deberás llevarle cosas con su olor antes de que llegue a la vivienda.
     Protege los muebles u objetos que tengan gran valor (Económico o sentimental. En el sofá puedes poner una funda para evitar que se estropee.

0 comentarios:

Publicar un comentario