sábado, 7 de septiembre de 2019

Aire acondicionado y climatización para perros


Aire acondicionado y climatización para perros

El aire acondicionado puede ser perjudicial para nosotros, así que es lógico pensar que para nuestras mascotas también. El aire acondicionado puede resecar el ambiente y, por lo tanto, las vías respiratorias del animal. Además puede provocarle enfermedades y molestias en las articulaciones.

Hay que tener muy en cuenta que los perros mudan su pelaje en verano para pasar menos calor y es más suave y menos denso, por lo que no les protegerá si pasan frío debido al aire acondicionado. El cambio de temperatura les puede provocar enfermedades como un resfriado.

Si tu mascota se quiere alejar del aire acondicionado, proporciónale un lugar donde quedarse y que tenga una temperatura más agradable para él.

Consejos para proteger a tu mascota del aire acondicionado

Sin embargo, cuando el calor sea muy alto, es probable que se necesite aire acondicionado para que tu mascota no pase calor.

Hay que recordar que las especies con hocico corto son menos capaces de adaptarse al calor que las de hocicos largos.

Es importante mantener una temperatura agradable que esté entre los 19 y los 24 grados, lo suficiente para que tu perro esté fresco pero no pase frío. Sobre todo si es un pelo de pelo espeso y piel gruesa.

Es importante que el aire acondicionado no le dé de forma directa a tu perro. Es mejor que apunte a sitios altos y simplemente note que la temperatura es más fresca.

Es algo muy útil pero el aire acondicionado no debe ser usado durante todo el día. Pon un horario o instala un termostato para mantener una temperatura estable .

Deja, además, que el aire fresco circule. Si tienes el aire no abras las ventanas, pero puedes apagarlo durante un rato, abrir las ventanas y que el aire fresco que se ha creado vaya fluyendo por la calle.

Es importante que vayas vigilando a tu mascota, si ves que se aleja del aire, será que tiene frío y si se acerca a donde está la salida cuando está apagado, que tiene calor.

La hidratación es muy importante. Deja agua fresca a su alcance cuando tu no estés. Puedes poner cubitos de hielo en el agua o darle helados.

Aunque suelen ser animales muy activos, cuando hace mucho calor prefieren quedarse en casa. Sin embargo, como tienen que salir a la calle, intenta que sea a las horas de menos calor o que paseen por parques ya que son más frescos.

Si tu perro tiene mucho pelo puedes mojarle ya que le ayudará a mantenerse fresco. Si tienes jardín ponle una piscina para perros.

Calefacción para perros

Igual que es importante mantener su temperatura en verano, lo es en invierno.

A veces, para ahorrar, apagamos la calefacción al irnos y la encendemos al volver. Las calefacciones eléctricas, de gas natural o propano canalizado pueden regularse y no es necesario que estemos en casa para que se encienda.

Si, por otro lado, tu calefacción funciona con bombonas de butano o propano, es importante que estés atento a que no se acabe cuando el perro esté solo en casa.

0 comentarios:

Publicar un comentario