sábado, 15 de agosto de 2020

Carta de tu perro ángel

Carta de tu perro ángel, porque hace un tiempo les trajimos una hermosa Carta de un perro a su dueño desde el cielo y hoy volvemos con un texto que le tocará el alma a todos los amantes de las mascotas que han perdido a un amigo de 4 patas.

Carta de tu perro ángel

Carta de tu perro ángel

Querido humano:

Te parecerá extraño recibir esta carta, aquí arriba puedo comunicarme. Hay mucho que debo decirte, ¿sabías que aquí también somos ángeles? vivimos y acompañamos a todos los que ya cruzaron, tus familiares están conmigo. Cuando cruces yo seré quién te recibe y te guíe.

Tu manada fue quién me dio la bienvenida al llegar a este lugar, me pidieron que te agradeciera por tus cuidados y que siempre han cuidado de ti, te recuerdan con mucho cariño. Ellos fueron quienes me enviaron contigo años atrás y ahora me han encomendado la tarea de enviar a otro ángel en mi lugar para que continúe en tu propósito de vida. Ya va otro perro en camino, encontré al indicado para ti, me aseguré que sea un perro que ame tus abrazos pues sé lo mucho que te gusta darlos y le encantará tener largas caminatas. Recuerda que no siempre llegará de la manera que lo esperas así que abre tu corazón y confía en tí. Lo amarás tanto como me amaste a mí, pero debo advertirte, si no me dejas ir no habrá lugar en tu vida para un nuevo perro, pues no sabrás valorar su compañía y no podrá cumplir su misión contigo. Yo sé que sigues triste porque me fui de tu lado, también te extraño y aunque no esté presente siempre te cuidaré desde aquí.

¿Recuerdas cada que mi cabeza se recostaba sobre tu pecho? era mi manera de decirte lo mucho que te amo. Ya no te preocupes por mí, ya no siento dolor, no tengo calor ni comezón, puedo correr sin cansancio ni correa todo el tiempo. Sé lo difícil que fue despedirme, aquel día cuando cerré los ojos una parte de mí se quedó contigo, sabía que no te volvería a ver pero también sabía que me esperaba algo mejor. Ten por seguro que fuiste el mejor humano que conocí y jamás te equivocaste conmigo. Esa conexión siempre prevalecerá. Debo confesarte que me daba cuenta cuando llegabas agotado a casa no permitías que tu cansancio fue obstáculo para salir a pasear conmigo, era mi momento favorito del día. No tienes idea de la alegría que me inundaba al verte llegar todas las tardes, no podía evitar sonreírte. Al despertarte siempre recibía tus primeros buenos días. Qué bonito era pasar los días contigo, eso lo era todo para mí.

Tengo mucho que agradecerte, por que nunca hubo algo que te impidiera cuidar de mí, por compartir tus secretos y lágrimas conmigo. Sé lo mucho que te consolaba abrazarme pero hay más perros que necesitan de tus abrazos.

No me extrañes, mi tiempo abajo terminó y cumplí mi misión contigo. Me felicitaron al llegar por haber cuidado bien de ti. Ahora hay otros perros necesitan de tus cuidados y cariño, yo ya no los necesito más, cuidaste muy bien de mí desde el momento en que llegué a tu vida. Lo hiciste excelente y por eso eres el mejor humano, no me equivoqué al aceptar mi misión contigo. Ya no te preocupes por mi.

Carta de tu perro ángel

0 comentarios:

Publicar un comentario