jueves, 29 de abril de 2021

Lista de alimentos para humanos que los perros pueden y no pueden comer

Los perros y los humanos metabolizan los alimentos de manera diferente. Por esta razón, algunos alimentos son seguros para los humanos, pero pueden ser tóxicos y potencialmente mortales para los perros.

Por otro lado, hay muchos alimentos para humanos que son perfectamente seguros e incluso saludables para que los perros los consuman de vez en cuando, es por eso que te recomendamos buscar más información nutritiva en Alimascota y te dejamos una descripción general de 50 alimentos y si tu perro puede comerlos o no.

Lista de alimentos para humanos que los perros pueden y no pueden comer

alimentos que pueden y no pueden comer los perros

1. Zanahorias: se pueden comer

Tanto las zanahorias crudas como las cocidas son seguras para que su perro las coma.

Las zanahorias son bajas en calorías y una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Esto los convierte en un alimento muy saludable para que tu perro coma.

Antes de darle zanahorias a tu perro, asegúrate de cortarlas en trozos pequeños para evitar que se atragante.

2. Uvas y pasas: no se pueden comer

Nunca debes alimentar a tu mascota con uvas o pasas. Las uvas y las pasas contienen compuestos tóxicos que son dañinos para los perros. Tienen el potencial de provocar una insuficiencia renal rápida e incluso la muerte.

Incluso pequeñas cantidades de uvas y pasas pueden enfermar a su perro, por lo que es importante evitar dárselas por completo.

3. Sal: limitada

La sal debe limitarse en la dieta de tu perro.

La ingesta excesiva de sal puede provocar intoxicación por sal o privación de agua en los perros, lo que puede provocar vómitos, diarrea y convulsiones. En casos severos, altas cantidades de sal pueden ser fatales.

Para prevenir efectos adversos, no debes alimentar a tu perro con alimentos salados, como papas fritas. Además, asegúrate siempre de que tu perro tenga agua para beber, lo que puede prevenir la falta de agua.

4. Queso: limitado

Los perros perros pueden comer queso de manera limitada. El queso es seguro para la mayoría de los perros si lo comen en pequeñas cantidades.

Debido al contenido de grasa y lactosa del queso, algunos perros pueden tener síntomas digestivos, como dolor de estómago y diarrea, después de comerlo.

Para evitar síntomas desagradables, es mejor introducir el queso en la dieta de tu perro de forma gradual. También puede ser útil alimentar a tu mascota solo con quesos bajos en grasa, como la mozzarella.

5. Huevos: se pueden comer

Los huevos cocidos son perfectamente seguros y nutritivos para los perros.

Un huevo mediano proporciona casi todas las vitaminas y minerales, además de muchas proteínas. Hay afirmaciones de que los huevos también pueden ayudar a aliviar las náuseas en los perros.

Es importante tener en cuenta que debes evitar alimentar a tu perro con huevos crudos. Si bien los perros generalmente no se enferman por comer huevos crudos, las bacterias, como la Salmonella, pueden transmitirse del perro a sus dueños humanos, lo que aumenta el riesgo de infección.

6. Salmón: puede comer

El salmón cocido y deshuesado es un alimento seguro y saludable para tu mascota.

El salmón es una gran fuente de ácidos grasos omega-3, que se sabe que reducen la inflamación y pueden ayudar a mantener la piel y el pelaje de tu perro sanos.

Sin embargo, debes evitar alimentar a tu perro con salmón crudo. Puede contener un parásito que se sabe que causa la intoxicación por salmón, que puede ser fatal.

7. Chocolate: no se puede comer

Es bien sabido que los perros nunca deben comer chocolate.

Esto se debe a que el chocolate contiene teobromina y cafeína, dos estimulantes que los perros no pueden metabolizar de manera eficiente.

Si tu perro come chocolate, puede presentar síntomas como vómitos, diarrea y deshidratación. Estos síntomas pueden conducir a complicaciones más graves, como hemorragia interna, temblores musculares, convulsiones y muerte.

Las variedades de chocolate más oscuras y menos dulces, como el cacao en polvo y el chocolate de panadería sin azúcar, son más venenosas para los perros que las variedades endulzadas, como el chocolate con leche.

Sin embargo, es importante no alimentar a tu perro con ningún tipo de chocolate.

8. Mantequilla de maní: se puede comer

La mantequilla de maní es saludable y seguro para que los perros coman en cantidades moderadas.

Sin embargo, es mejor limitar la ingesta de mantequilla de maní de tu perro. Dado que la mantequilla de maní tiene un alto contenido de grasas y calorías, puede provocar un aumento de peso si come demasiado .

Además, asegúrate de alimentar a tu perro con mantequilla de maní simple y sin sal. La mantequilla de maní comúnmente tiene ingredientes adicionales que se le agregan, como la sal, que podría ser dañina para tu perro.

9. Arándanos: se pueden comer

Los arándanos son seguros y nutritivos para los perros.

Los arándanos son una rica fuente de antioxidantes que combaten enfermedades y proporcionan una cantidad significativa de vitaminas, minerales y fibra, todos los cuales pueden beneficiar la salud de tu perro.

Además, los arándanos son bajos en calorías y de tamaño pequeño, lo que los convierte en un excelente regalo saludable para tu perro.

10. Palomitas de maíz: se pueden comer

Los perros pueden comer palomitas de maíz como un bocadillo ocasional, siempre que no contenga ningún ingrediente adicional.

A menudo se agrega sal a las palomitas de maíz, lo que puede provocar complicaciones graves si tu perro come demasiado. La mantequilla y el aceite son otros ingredientes comunes de las palomitas de maíz que tienen un alto contenido de grasa y pueden provocar pancreatitis en los perros si se consumen en exceso.

Por estas razones, es mejor alimentar a su perro solo con palomitas de maíz simples.

Los granos de palomitas de maíz también son un peligro de asfixia y pueden atascarse en los dientes de tu perro, por lo que solo debe proporcionar a su perro granos completamente reventados.

11. Anacardos: limitados

Debes limitar la ingesta de anacardos de tu perro.

Los anacardos simples, sin sal y tostados son seguros para que la mayoría de los perros los coman con moderación. Sin embargo, los anacardos tienen un alto contenido de grasas y calorías y pueden provocar un aumento de peso y pancreatitis cuando se consumen en exceso.

Por estas razones, debes limitar la ingesta de tu perro a uno o dos anacardos al día o menos.

12. Almendras: limitadas

Es mejor limitar las almendras en la dieta de tu perro.

Aunque las almendras simples sin sal son generalmente seguras para que los perros las coman en pequeñas cantidades, son difíciles de digerir y pueden provocar vómitos y diarrea.

Las almendras también son ricas en grasas y calorías y tienen el potencial de causar aumento de peso y pancreatitis en los perros. Si alimentas a tu perro con almendras, es mejor darle porciones muy pequeñas.

13. Piña: puede comer

La piña fresca es segura para que los perros la coman en pequeñas cantidades.

Además, la piña está llena de muchas vitaminas, minerales y fibra, lo que la convierte en un excelente refrigerio rico en nutrientes para tu perro.

Al igual que con otros alimentos, los perros pueden experimentar síntomas como náuseas y diarrea si comen demasiada piña. Por lo tanto, es mejor alimentar a tu mascota con una pequeña cantidad de piña a la vez.

14. Cebollas: no se pueden comer

Nunca debes alimentar a tu perro con cebollas.

Las cebollas contienen disulfuro de N-propilo, un compuesto que es tóxico para los perros. Puede dañar los glóbulos rojos de su perro, reduciendo su capacidad para transportar oxígeno a través del cuerpo. Esto a menudo resulta en una condición llamada anemia.

La anemia en los perros se caracteriza por una variedad de síntomas, que incluyen letargo, debilidad, disminución del apetito y desmayos. En casos graves, los perros con anemia pueden necesitar una transfusión de sangre.

Es importante tener en cuenta que todos los componentes y formas de las cebollas son tóxicos para los perros, incluso las hojas, el jugo y los polvos procesados, como la cebolla en polvo.

15. Sandía: puede comer

La sandía es segura para que la coman los perros, siempre que no contenga la cáscara ni las semillas.

Las cáscaras y semillas de sandía pueden representar un peligro de asfixia, y algunas personas afirman que pueden causar problemas digestivos en los perros.

Sin embargo, la sandía por sí sola es un tratamiento muy saludable para los perros, ya que es baja en calorías y está llena de nutrientes, como vitamina A y vitamina C.

16. Requesón: limitado

Los perros pueden comer requesón en pequeñas cantidades.

Sin embargo, algunos perros pueden experimentar problemas digestivos, como náuseas y diarrea, después de consumir requesón.

Por estas razones, debes limitar la ingesta de requesón de tu perro a una o dos cucharadas pequeñas por día o menos.

17. Pan: puede comer

El pan blanco o de grano entero es seguro para la mayoría de los perros como un bocadillo ocasional.

Antes de alimentar a tu perro con pan, asegúrate de que no contenga ningún ingrediente adicional, como pasas, que podrían ser potencialmente dañinos.

Además, ten en cuenta que el pan, junto con otros alimentos, agrega calorías adicionales a la dieta de tu perro y puede causar un aumento de peso si come demasiado.

18. Moras: pueden comer

Puedes alimentar a tu perro con moras de forma segura.

Las moras frescas o congeladas son un regalo saludable para los perros. Son bajas en calorías y ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, las moras son una gran fuente de fibra.

Si a tu perro le gustan las moras, puedes darle unas cuantas cada día como golosina.

19. Aguacate: no se puede comer

Los perros nunca deben consumir aguacates.

Esto se debe a que contienen una toxina llamada persina, que se sabe que es muy venenosa para los perros. Puede provocar la acumulación de líquido en los pulmones y el pecho, lo que puede causar dificultades para respirar, falta de oxígeno e incluso la muerte.

La persina se encuentra en todas las partes del aguacate, incluida la fruta, el hueso, las hojas y la corteza. Por lo tanto, siempre debes mantener los aguacates lejos de tu perro.

20. Maíz: se puede comer

Los perros pueden comer maíz en cantidades moderadas.

El maíz es una buena fuente de algunas vitaminas y minerales y es un ingrediente común en muchos tipos de alimentos para perros. Una cucharada o dos de maíz por día es un tamaño de porción apropiado para perros.

Aunque los granos de maíz cocidos y simples son seguros para los perros, nunca debes alimentar a tu perro con mazorcas de maíz. La mazorca es un peligro de asfixia y podría provocar una obstrucción intestinal si se consume.

21. Tomates: limitados

Está bien alimentar a tu perro con tomates como un premio ocasional, siempre que ya que están maduros.

Los tomates verdes, por otro lado, pueden contener pequeñas cantidades de tomatina, un glicoalcaloide tóxico. Si bien los tomates verdes no son tóxicos para las personas, pueden dañar a los perros. 

Los perros que consumen demasiada tomatina pueden experimentar náuseas, frecuencia cardíaca anormal, debilidad muscular y dificultad para respirar.

22. Guisantes verdes: se pueden comer

En general, es seguro para los perros consumir guisantes.

Los guisantes verdes son un ingrediente común en muchos tipos de alimentos para perros. Los perros no solo los encuentran sabrosos, sino que los guisantes verdes también son bajos en calorías y ricos en muchos nutrientes, lo que los convierte en un regalo saludable para su perro.

Sin embargo, solo alimenta a tu perro con guisantes frescos o congelados, no con los enlatados. Los guisantes enlatados a menudo están cargados de sal, que es dañina para los perros en grandes cantidades.

23. Avena: se puede comer

La avena natural es segura para que tu perro la coma.

La avena proporciona mucha fibra, así como algunas vitaminas y minerales.

Al igual que con todos los alimentos, debes alimentar a tu perro con avena con moderación para evitar que aumente de peso.

Además, es importante alimentar a tu perro solo con avena natural, en lugar de avena con sabor. A la avena aromatizada se le pueden agregar ingredientes adicionales que podrían ser dañinos para tu perro.

24. Café y té: no pueden comer

El café y el té son peligrosos para los perros debido a su contenido de cafeína.

La cafeína estimula el sistema nervioso de tu perro, lo que puede provocar una serie de síntomas, que incluyen hiperactividad, vómitos, diarrea, frecuencia cardíaca elevada, convulsiones y temblores.

La insuficiencia pulmonar y el ritmo cardíaco anormal pueden ser el resultado de demasiada cafeína, que en última instancia puede conducir a la muerte.

Incluso pequeñas cantidades de cafeína pueden causar efectos adversos en los perros, por lo que siempre debes mantener el café y el té fuera del alcance de tu mascota.

25. Manzanas: pueden comer

Las manzanas cortadas en rodajas son seguras y saludables para que las coman los perros.

Las manzanas aportan una cantidad importante de vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, tienen un alto contenido de fibra, lo que puede beneficiar el sistema digestivo de tu perro.

Sin embargo, nunca debes alimentar a tu perro con semillas de manzana, ya que contienen cianuro, una sustancia química que puede ser venenosa en grandes cantidades. Siempre debes quitar las semillas antes de darle manzanas a tu perro.

26. Ajo: no se puede comer

Nunca debes alimentar a tu perro con ajo.

El ajo contiene sustancias químicas llamadas tiosulfatos, que son tóxicas para los perros. Los tiosulfatos pueden dañar los glóbulos rojos de su perro y provocar anemia. El consumo de ajo también puede provocar síntomas como vómitos y diarrea en perros.

En casos graves, los perros pueden necesitar una transfusión de sangre si consumen grandes cantidades de ajo. Por lo tanto, es importante evitar alimentar con ajo a tu perro, incluso en pequeñas cantidades.

27. Brócoli: pueden comer

Los perros pueden comer brócoli crudo o cocido con moderación.

El brócoli es un vegetal bajo en calorías que contiene altas cantidades de muchos nutrientes, lo que lo convierte en un bocadillo muy saludable para tu perro.

Sin embargo, el brócoli contiene isotiocianatos, que son compuestos que pueden irritar el sistema digestivo de su perro si come demasiado. Por lo tanto, solo debes alimentar a tu perro con brócoli como un refrigerio ocasional.

28. Pollo: puede comer

El pollo cocido es un alimento saludable que es seguro para la mayoría de los perros.

El pollo es uno de los ingredientes más utilizados en los alimentos para perros, ya que es una excelente fuente de proteínas, que los perros necesitan para mantenerse saludables. Puedes alimentar a tu perro con pollo solo o combinarlo con tu comida habitual.

Vale la pena señalar que siempre debes quitar la carne del hueso antes de dársela a tu perro. Los huesos de pollo representan un peligro de asfixia y pueden perforar su tracto digestivo.

Además, es importante evitar alimentar a tu perro con pollo crudo para prevenir una infección por Salmonella.

29. Batatas: se pueden comer

Las batatas son un alimento seguro y saludable para que los perros coman en cantidades moderadas.

Las batatas son fáciles de digerir para los perros y ricas en vitamina A, que es importante para la salud ocular y el sistema inmunológico de tu perro.

Puedes agregar algunas batatas a la comida habitual de tu perro o dárselas como un bocadillo ocasional.

Ten en cuenta que demasiada vitamina A puede provocar problemas óseos y debilidad muscular en los perros. Por lo tanto, debes evitar alimentar a tu perro con cantidades excesivas de batatas .

30. Coco: puede comer

El coco es seguro para que lo consuman los perros.

Además, se ha afirmado que alimentar a los perros con coco o aceite de coco como un regalo ocasional beneficia su piel y pelaje.

Es importante tener en cuenta que el aceite de coco es rico en grasas y calorías y, por lo tanto, es mejor que los perros lo consuman con moderación para evitar el aumento de peso. Dependiendo del tamaño de tu perro, un cuarto de cucharadita a 1 cucharada al día es un tamaño de porción apropiado.

31. Alcohol: no se puede consumir

Los perros nunca deben consumir alcohol.

El consumo incluso de pequeñas cantidades puede provocar intoxicación por etanol en los perros. Esto causa cansancio, falta de coordinación, convulsiones, vómitos y diarrea .

Si un perro consume demasiado alcohol, puede provocar síntomas más graves, como ataque cardíaco, insuficiencia pulmonar, coma e incluso la muerte.

Los productos que contienen alcohol, como bebidas alcohólicas, perfumes, enjuagues bucales y productos de limpieza, siempre deben mantenerse alejados de los perros.

32. Carne de cerdo: pueden comer

La carne de cerdo cocida sin especias, condimentos o salsas añadidas es segura para que los perros la coman.

Sin embargo, nunca debes alimentar a su perro con carne de cerdo cruda o poco cocida para prevenir una infección bacteriana, que puede enfermar a tu mascota.

Además, las formas procesadas de carne de cerdo, como el jamón y el tocino, no deben administrarse a los perros. A menudo tienen un contenido extremadamente alto de sal, lo que puede ser perjudicial para los perros.

33. Canela: limitada

La canela no es tóxica para los perros, pero aún así debe limitarse en la dieta de un perro.

Si los perros consumen canela en grandes cantidades, puede irritarles la boca y el sistema digestivo. Además, si tu perro inhala canela en polvo, puede causar tos, asfixia y dificultades para respirar.

Incluso los alimentos que contienen canela como ingrediente, como los productos horneados, pueden provocar efectos adversos si tu perro consume demasiado.

34. Mango: puede comer

Los perros pueden comer mango como un bocadillo ocasional.

Los mangos son muy saludables para los perros en pequeñas cantidades, ya que aportan varias vitaminas y minerales, además de mucha fibra.

Antes de alimentar a tu perro con mangos, asegúrese de pelarlos, ya que la piel puede ser difícil de digerir. 

35. Nuez moscada: no se puede comer

La nuez moscada no es segura para que la coman los perros.

Esto se debe a que la nuez moscada contiene miristicina, un compuesto que es tóxico para los perros cuando se consume en grandes cantidades. Puede causar desorientación, aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial alta, sequedad de boca, dolor de estómago y convulsiones.

Debe mantener la nuez moscada fuera del alcance de su perro y evitar que consuma productos horneados y otros alimentos que contengan nuez moscada.

36. Miel: limitada

Solo debes alimentar a tu perro con miel en cantidades limitadas.

La miel tiene un alto contenido de azúcar, que puede sumar calorías y contribuir al aumento de peso si tu perro come demasiado.

Si deseas alimentar a tu mascota con miel de vez en cuando, es mejor proporcionarle solo una cantidad muy pequeña.

37. Leche: limitada

Debes evitar que tu perro beba demasiada leche.

La intolerancia a la lactosa es común en los perros, lo que puede causar heces blandas, gases, vómitos, dolor de estómago y diarrea.

Algunos perros pueden tolerar pequeñas cantidades de leche como una comida ocasional, pero no deben beber más de unas pocas cucharadas de leche al día.

38. Pavo: puede comer

La mayoría de los perros pueden comer pavo sin efectos adversos.

Sin embargo, evita darle a tu perro pavo sazonado y relleno para evitar que coma ingredientes potencialmente dañinos, como cebollas y ajo.

Además, tu perro solo debe comer pavo deshuesado y sin piel.

39. Arroz: se puede comer

Los perros pueden comer arroz integral o blanco simple y cocido.

El arroz es muy fácil de digerir para los perros y puede ayudar a aliviar el malestar estomacal.

Puedes alimentar a tu perro con arroz solo o combinado con un poco de pollo o pavo para obtener proteínas adicionales.

40. Carne de res: puede comer

La carne de res magra es segura para que la coman los perros.

De hecho, la carne de res es un ingrediente común en muchos alimentos para perros. Es una excelente fuente de proteínas y muchas vitaminas y minerales importantes que su perro necesita para su salud en general.

La carne que le des a tu perro debe ser simple, sin salsas ni condimentos agregados. Estos a menudo contienen ingredientes que pueden ser dañinos para su perro, como la sal.

41. Limones y limas: no se pueden comer

Los limones y las limas pueden ser tóxicos para tu perro.

Esto se debe a que las cáscaras de los limones y las limas contienen una sustancia llamada psoraleno, que puede hacer que los perros tengan síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea.

Si los perros consumen grandes cantidades de psoraleno, pueden producirse síntomas más graves, como temblores musculares, dificultad para caminar, insuficiencia hepática y muerte.

42. Plátanos: se pueden comer

Los perros pueden comer plátanos con moderación.

Los plátanos son ricos en fibra y muchas vitaminas y minerales. Algunas personas también afirman que los plátanos ayudan a aliviar las náuseas en los perros.

Puede mezclar un poco de plátano triturado con la comida habitual de su perro o darle una o dos rebanadas como golosina ocasional.

43. ​​Fresas: se pueden comer

Tu perro puede comer fresas con moderación de forma segura.

Las fresas son un tratamiento muy saludable para los perros, ya que son bajas en calorías pero ricas en nutrientes, antioxidantes y fibra.

Antes de alimentar a tu perro con fresas, asegúrate de cortarlas en trozos pequeños para evitar que se ahogue.

44. Naranjas: se pueden comer

Los perros pueden comer naranjas en pequeñas cantidades.

Las naranjas son un regalo excelente para los perros porque son ricas en nutrientes y bajas en calorías.

Sin embargo, se ha informado que las naranjas causan malestar estomacal en algunos perros y, por lo tanto, deben comerlas con moderación.

45. Hongos: se pueden comer

Los hongos comprados en la tienda son seguros para que los perros los coman.

Sin embargo, solo alimente a su perro con hongos simples que no se hayan combinado con ingredientes adicionales, como ajo y cebolla, que pueden tener efectos adversos en los perros.

Además, vale la pena señalar que algunos hongos silvestres son tóxicos para su perro y pueden causar intoxicación por hongos.

46. Patatas: se pueden comer

Los perros pueden comer patatas simples cocidas.

Sin embargo, nunca debes alimentar a tu perro con patatas crudas. Las patatas crudas contienen solanina, un compuesto tóxico para los perros. Cocinar papas reduce sus niveles de solanina.

Las papas solo deben administrarse a los perros en pequeñas cantidades, ya que su alto contenido de carbohidratos puede hacer que los perros aumenten de peso si las comen en grandes cantidades.

47. Cerezas: limitadas

Los perros pueden comer cerezas frescas sin hueso en cantidades moderadas.

Sin embargo, no debes permitir que tu perro coma huesos de cereza. Los huesos de cereza contienen cianuro, que es venenoso para los perros cuando se consume en grandes cantidades. Además, los huesos de cereza son un peligro de asfixia.

Las cerezas también pueden causar malestar estomacal y diarrea en los perros si comen demasiadas. Si alimentas a tu perro con cerezas, limítelo a una o dos cerezas a la vez.

48. Camarones: se pueden comer

Puede alimentar a su perro con camarones cocidos y simples.

El camarón es un regalo saludable para los perros, ya que es una excelente fuente de proteínas y proporciona una cantidad significativa de vitaminas y minerales.

Sin embargo, debes evitar alimentar a tu perro con camarones crudos, ya que pueden contener bacterias dañinas que podrían enfermarlo. Siempre asegúrate de quitar la cáscara de los camarones para evitar que tu perro se ahogue.

49. Apio: se puede comer

En pequeñas cantidades, el apio es un bocadillo seguro para los perros.

Además, el apio es un tratamiento saludable para los perros. Es bajo en calorías y una excelente fuente de muchas vitaminas y minerales.

Antes de alimentar a su perro con apio, córtalo en trozos del tamaño de un bocado para evitar que se atragante y que sea más fácil de digerir.

50. Cacahuetes: limitados

Los cacahuetes sin sal son seguros para que los perros los coman en pequeñas cantidades.

Al igual que otros frutos secos, los cacahuetes tienen un alto contenido de grasa y pueden contribuir al aumento de peso y la pancreatitis si su perro come demasiados.

Además, los cacahuetes a menudo contienen ingredientes agregados como la sal que podrían ser dañinos para los perros. Si alimentas a tu perro con maní, es mejor darle solo unos pocos cacahuetes a la vez.

Conclusión

Algunos alimentos son seguros y saludables para los perros, mientras que otros son dañinos e incluso pueden ser mortales.

Todos los alimentos deben introducirse en la dieta de tu  perro de forma gradual, de modo que puedas controlarlos en busca de efectos adversos como reacciones alérgicas.

Incluso si un alimento se considera "seguro" para los perros, una regla general es dárselo a tu perro con moderación. Esto puede ayudar a prevenir el aumento de peso y otros efectos negativos.

Ten en cuenta que todos los perros son diferentes. Un perro puede tolerar bien una comida, mientras que otro experimenta efectos adversos.

Sin embargo, puede ser agradable darle un premio a tu perro de vez en cuando. Solo asegúrate de alimentarlo solo con alimentos que no sean tóxicos para los perros.

Si tienes preguntas sobre el tamaño de las porciones específicas de alimentos para alimentar a su perro, consulta a tu veterinario de confianza.

0 comentarios:

Publicar un comentario