Frase de Perros 1

'Un perro te enseñará amor incondicional. Si puedes tener eso en tu vida, las cosas no serán tan malas.' Robert Wagner.

Frase de Perros 2

'Trata bien a un perro y él te tratará bien. Te hará compañía, será tu amigo y nunca te cuestionará.' Mary Ann Shaffer.

Frase de Perros 3

'A un perro no le importa si eres rico o pobre, inteligente o tonto. Dale tu corazón y él te dará el suyo.' Milo Gathema.

Frase de Perros 4

'Los perros son a menudo más felices que los hombres, simplemente porque las cosas más simples son las cosas más grandes para ellos.' Mehmet Murat Ildan.

Frase de Perros 5

'Un perro es la única cosa en la Tierra que te ama más de lo que se ama a sí mismo.' Josh Billings.

Mostrando entradas con la etiqueta Reflexión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexión. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de julio de 2019

Carta de un perro a su dueño desde el cielo : "Te estaré esperando"

Porque todos extrañamos a algun amigo de 4 patas que se nos fue, esta carta de un perro a su dueño desde el cielo titulada Te estaré esperando es una reflexión sobre la muerte que nos llegará al alma.

Carta de un perro a su dueño desde el cielo : "Te estaré esperando"

Carta de un perro a su dueño desde el cielo : "Te estaré esperando" 

"Humano, veo que estás llorando porque llegó mi momento de partir. No llores por favor, quiero explicarte algunas cosas.

Tú estás triste porque me he ido, y yo estoy feliz porque te conocí. ¿Cuántos como yo mueren a diario sin haber conocido a alguien especial? ¡Los animales a veces pasamos tanto tiempo solos a nuestra suerte! Sólo conocemos el frío, la sed, el peligro, el hambre. Tenemos que preocuparnos por como conseguiremos algo para comer y dónde pasaremos la noche resguardados. Vemos muchas caras todos los días que pasan sin mirarnos, y a veces es mejor que ni nos miren antes de que se den cuenta que estamos ahí y nos maltraten.

A veces tenemos la enorme suerte que entre tantas personas pasa un ángel y nos recoge. A veces los ángeles vienen en grupo y están organizados, a veces hay otros ángeles lejos que mandan ayuda para nosotros. Y ahí todo cambia. Si hace falta nos llevan con otro tipo de ángeles que saben mucho y nos dan remedios para que nos curemos.

Eligen una palabra rara que la pronuncian cada vez que nos ven, “nombre” creo que le dicen y ahí nos sentimos especiales, dejamos de ser anónimos, de ser uno más de tantos. ¡Y conocemos lo que es una casa! .Tienes idea de lo importante que es eso para nosotros? Ya no tenemos que tener miedo nunca más, no más hambre ni frío ni dolor ni peligro. Si te pudieras dar cuenta de lo felices que nos pone eso. ¡Para nosotros cualquier casa es un palacio! Ya no nos preocupa si va a llover, si pasa un auto muy ligero o si alguien nos hará daño. Y principalmente ya no estamos solos porque a ningún animal le gusta la soledad, ¿qué más se puede pedir?

Se que te entristece mi partida pero me tenía que ir ya.

Quiero pedirte que no te culpes por nada, te escuché sollozar que tendrías que haber hecho algo más por mí. No digas eso, hiciste mucho por mí! Sin ti no hubiese conocido todo lo lindo que hoy me llevo conmigo. Debes saber que nosotros los animales vivimos el presente intensamente y que somos muy sabios: disfrutamos cada pequeña cosa de cada día y olvidamos lo malo del pasado rápidamente.

Nuestras vidas empiezan cuando conocemos el amor, el mismo amor que tu me has dado, mi ángel sin alas y de dos patas. Debes saber que aun cuando encuentras un animal que esta muy grave y que solo le queda poco tiempo en este mundo, le prestas un servicio enorme al acompañarlo en su transición final. Como te dije antes, a ninguno de nosotros nos gusta estar solos y menos cuando nos damos cuenta que ya nos estamos por ir. Quizás para ti no sea importante, pero que uno de ustedes esté al lado nuestro acariciándonos y sosteniendo nuestra patita nos ayuda a irnos en paz.

No llores más por favor. Yo me voy feliz. Me llevo el recuerdo del nombre que me pusiste, del calor de tu hogar que durante este tiempo se transformo en el mío. Me llevo el sonido de tu voz hablándome aunque no entendiese siempre lo que me decías. Me llevo en el corazón cada caricia que me diste. Todo lo que hiciste por mí fue muy valioso y te lo agradezco infinitamente, no se como decírtelo por que no hablo tu idioma pero seguramente en mis ojos has visto mi gratitud.

Voy a pedirte solo dos favores. Lávate la cara y empieza a sonreír. Recuerda lo lindo que hemos vivido juntos en este tiempo, recuerda las travesuras que hacía para alegrarte. Revive como yo todo lo bueno de este tiempo compartido. Y no digas que ya no adoptarás otro animal por que has sufrido tanto con mi partida.

Sin ti no hubiese vivido lo lindo que viví.

¡Por favor, no hagas eso! Hay tantos como yo esperando a alguien como tú. Bríndales lo que me has dado por favor, ellos lo necesitan al igual que yo lo necesité. No te guardes el amor que tienes para dar por miedo a sufrir. Sigue mi consejo y atesora lo bueno que compartes con cada uno de nosotros reconociendo que eres un ángel para nosotros los animales y que sin gente como tú nuestras vidas serían más difíciles de lo que a veces son. Sigue con tu noble tarea que ahora me toca a mí ser tu ángel. Te estaré acompañando en tu camino y ayudándote a ayudar a otros como yo. Hablaré con otros animalitos que estén aquí conmigo, les contaré todo lo que has hecho por mí y te señalaré y diré orgulloso “esa es mi familia”.Mi primera tarea ahora es ayudarte desde aquí a que no estés más triste.

Esta noche cuando mires el cielo y veas una estrella parpadear quiero que sepas que soy yo guiñándote un ojo, avisándote que llegué bien y diciéndote gracias por el amor que me has dado. Me despido por ahora no diciéndote “adiós” sino HASTA LUEGO. Hay un cielo especial para gente como tú, el mismo cielo a donde vamos nosotros y la vida nos premia volviéndonos a encontrar allí. ¡Te estaré esperando!"

miércoles, 10 de julio de 2019

Querer un perro

Querer un perro


Querer un perro no implica solo escoger cuál te gusta más por sus cualidades físicas o de “raza”, querer un perro también implica darte cuenta de que lo invitarás a compartir tu vida, tu casa, tu espacio y que él también tiene necesidades y muchas veces no cumplirá tus expectativas.

Querer un perro es estar dispuesto a amarlo en las buenas y en las malas, de cachorro, de adulto o de abuelo, amarlo cuando ladra y tenerle paciencia porque algo quiere decirte.

Quererlo cuando muerda las paredes y el sillón, cuando corra y no te haga caso porque está expresando su naturaleza libre y juguetona. Llevarlo al médico porque está enfermo o se lastimó.

Darle alimento digno y no “lo que sobra” sino lo que realmente puedes ofrecerle. Entender que un perro tiene gustos y disgustos y que lo que tu esperabas de él puede no ser compatible con quien en realidad es.

Querer un perro no es cuestión de querer ni desear, ni añorar ni soñar.

Querer un perro es entender que no tendrás solo "un perro", que no es una cosa ni propiedad, sino un individuo único que coexiste y comparte la vida contigo con voluntad y su propia misión que cumplir.

Querer un perro es dejar de hablar de querer para realmente aprender a amar…

Querer a un perro es observarlo, tomarlo en cuenta, dejarlo decidir, dejarlo crecer, dejarlo expresarse, dejarlo plasmar su huella canina en este mundo.

Querer a un perro es reconocer que pertenece a una especie animal distinta a la tuya y como tal tiene necesidades diferentes y específicas: como correr al aire libre, olfatear todo a su paso, explorar el mundo, jugar y conocer a otros perros.

Tendrá miedos, inseguridades, enojos, frustraciones, alegrías, preferencias, amistades, tristezas, pérdidas, dolor, sueño, hambre, gozo, emoción por despertar a tu lado cada día, agradecimiento y amor… mucho amor.

Querer a un perro es comprometerte con todos los días de su vida pues dependerá de ti y tú eres lo único que tiene.

Querer a un perro es estar dispuesto a descubrir y aceptar las lecciones que te ha venido a enseñar, porque si amas a un perro ya sabes que fue él quien se organizó para llegar hasta ti para ayudarte a reconectarte con la vida, con él.

jueves, 4 de julio de 2019

Historia de un perrito rezagado

Una historia positiva con moraleja de un perrito rezagado que vale la pena compartir en sus redes sociales. Esperamos que les guste.

Historia de un perrito rezagado

Historia de un perrito rezagado

El dueño de un negocio colocó este cartel: "Cachorritos en Venta"
Los niños son atraídos por esta clase de anuncios y no pasó mucho tiempo para que uno preguntara: ¿Cuál es el precio de los perritos?

El dueño contestó: Entre $ 200 y $ 500. El niño sacó de su bolsillo unas pocas monedas: Sólo tengo $ 5... ¿Puedo verlos?
El hombre sonrió y silbó. De la trastienda, salió su perra corriendo seguida por cinco cachorritos. Uno de ellos no corría como los demás. El niño inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba. ¿Qué le pasa a ese perrito?, preguntó.

El hombre le explicó que al nacer, el veterinario le dijo que tenía la cadera defectuosa y que cojearía por el resto de su vida. El niño se entristeció mucho y exclamó: ¡Ese perrito es el que quiero comprar!

El hombre replicó: No, tú no vas a comprar ese cachorro, si realmente lo quieres, yo te lo regalo. Increíblemente el niño se disgustó, y mirando directo a los ojos del hombre le dijo: Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar $ 5 ahora, y $ 10 cada mes, hasta que complete su valor.
El hombre contestó: Tienes que pensarlo antes de comprarlo porque él nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros.

El niño se inclinó y se levantó el pantalón para mostrar su pierna izquierda inutilizada, soportada por un aparato de metal.
Miró de nuevo al hombre y le dijo: "Bueno, yo tampoco puedo correr muy bien y el perrito necesitará a alguien que lo entienda.

Al hombre se le hizo un nudo en la garganta y sus ojos se llenaron de lágrimas... tomó aire, sonrió y dijo: Hijo, sólo espero que cada uno de estos cachorritos llegue a tener un dueño como tú.

En la vida no importa quién eres, sino que alguien te aprecie, te acepte y te ame incondicionalmente. Un verdadero amigo, es aquel que llega cuando los demás te han dejado.

domingo, 12 de mayo de 2019

Feliz día madres perrunas

Mayo es el mes de las madres, pero no solo de las madres de hijos humanos... Cada vez son más las madres que eligen como hijos a sus cachorros de 4 patas, por eso ellas también se merecen su homenaje en este mes. Aquí les dejamos una hermosa reflexión de una madre perruna y desde aquí les envíamos un feliz día de la madre a quienes son aman como hijos a sus perros.

Feliz día madres perrunas

Feliz día madres perrunas

NO se lo que es atender un llanto, pero si se lo que es atender un ladrido, un gemido y unos ojitos tristes .
NO se lo que es llevar un hijo a la escuela, pero si ... se lo que es sacarla a pasear y verla feliz.
NO se cambiar pañales , pero si se lo que es levantar popo, espulgar las popis para ver si largaron lo que se comieron, quitarles con papel algún pequeño pedacito que se les pudo quedar atorado .
NO se lo que es comprar pañales y mamaderas, pero si se lo que es comprar capitas y platitos.
NO se lo que es contemplar autitos o muñecas , pensando cual comprar. Pero si se lo que es contemplar las carnazas, nudos , peluches, pelotas , pensando cual le gustará más.
NO se lo que es salir corriendo al pediatra,pero si se lo que es salir corriendo al veterinario rogando que todo este bien, se lo que es velar sus sueños esperando que pase una buena noche , se lo que es luchar y engañarlos para que tomen sus medicamentos.
NO se lo que es que le digan a uno MAMÁ o TE QUIERO , pero si se que esos ladridos de emoción y esos brincos que hace cada vez que llegó a casa significan eso .
Y el más importante, NO se lo que es parir , PERO SI SE LO QUE ES SER MADRE Y AMAR.
NO IMPORTA QUE TENGAS CUATRO PATITAS, SOS MÍ HIJA Y DARÍA LA VIDA POR TI.

domingo, 5 de mayo de 2019

El mensaje viral de un veterinario : "Soy mal médico"

El mensaje viral de un veterinario que está dando vueltas en Facebook y quisimos compartirlo con los amantes de los perros. : "Soy mal médico" o "Soy mal veterinario"

veterinario perro

Soy un mal "Soy mal veterinario".

Si me traes a tu mascota después de 5 días con vomito y diarrea... ¿Sabes? En muchas ocasiones no sobrevive.

Si tu mascota duró mas de 24-72 horas en labor de parto por que no puede tener a sus cachorros y muere por la infección si, Soy mal veterinario.

Soy mal veterinario cuando no aceptas que realice estudios y pretendes que ADIVINE que tiene, que darle y que hacerle, Soy mal veterinario.

Soy mal veterinario, si te digo que des un tratamiento por cierto tiempo y no me lo traes a revisión para ver la respuesta al tratamiento, Soy mal veterinario.

Si, también soy mal veterinario cuando me traes a tu perro infectado con enfermedades virales (parvovirus o distemper canino, mejor conocido como moquillo) las mas conocidas, o con parasitosis, cuando no lo vacunas ni lo desparasitas, cuando no me haces caso cuando te explico su calendario de Medicina Preventiva y porque es importante llevarlo a cabo completo y cuando te explico porque si es cachorro, no debes sacarlo a la vía publica, antes de terminar con su calendario completo de vacunas y desparasitación. Soy mal veterinario.

Soy mal veterinario cuando a pesar de haber mandado un tratamiento, no compraste los medicamentos indicados y le diste a tu mascota lo que te dijo tu vecina, era lo mejor y a ella le había funcionado, y después vienes a decirme que el tratamiento no sirvió.

Soy muy mal veterinario cuando se me muere en la mesa tu perro o gato atropellado o envenenado por que tu lo dejaste salir o cuando esperaste a ver si se le pasaba... Si, soy mal veterinario.

Soy mal veterinario cuando te aconsejo y te refiero a un colega especialista para una mejor atención de tu mascota y tu no la llevas porque te parece muy caro.

Soy mal veterinario cuando tu gato lleva días sin poder orinar y me lo traes cuando ya ha pasado una semana y fallece..

Soy peor veterinario, el peor de todos, cuando quieres ser el héroe, trayendo a un animal sin dueño, o porque el vecino lo maltrata, o porque lo encontraste malherido, porque ya no puedo... etc etc... y quieres que yo me haga cargo porque crees que es mi obligación y tu no quieres gastar un solo peso.

Soy mal veterinario, cuando me mandas un mensaje vía celular o por redes sociales y te explico que de esa manera no puedo revisar a tu mascota físicamente para instaurar un tratamiento para tratar la causa que este ocasionando que este "Triste" y hablas mas de mi con todos los que conoces, porque no te quise atender...

Soy mas mal veterinario cuando traes a tu mascota a que la duerma porque tu ya no puedes tenerla, porque es de tu hijo(a) y no la cuida y tu no piensas gastar mas en el/ella, porque ladra mucho, porque rasguñó a tu hijo, sobrino, nieto, porque te dio alergia, porque te cambiaste de casa y en la nueva no lo aceptan, porque ya está viejo y no puedes cuidarlo ni gastar en tratamientos... etc etc.
Si, soy el peor veterinario porque me niego a dormir a una mascota sana física y mentalmente..

Soy mal veterinario por no querer venderte ningún medicamento sin la revisión de tu mascota, por no venderte "una simple tableta desparasitante" sin revisarla en un examen físico y preguntarte la historia clínica para saber cual es el adecuado, por no venderte vacunas para que tu las apliquen en casa, por no aplicar vacunas que compraste sin ninguna medida sanitaria y la traes en una bolsita en agua fría. Si, soy pésimo veterinario.

Soy mal médico porque cobro por mis servicios veterinarios, para pagar renta, luz, agua, teléfono, impuestos, insumos, todo lo que necesito en mi consultorio u hospital, para poder atender a tu mascota de la mejor manera, porque con mi profesión también pago mis gastos personales, congresos, diplomados, mis actualizaciones como médico para mejorar cada día y ofrecerte mejor atención, también pago mis alimentos, ropa, habitación, la educación de mis hijos y sus necesidades, transporte, agua, luz, teléfono, impuestos, renta, predial... debo ser el peor veterinario por esto...

Si hago cualquiera de todo lo anterior y tu mascota muere o enferma.
Si, Yo soy el mal veterinario...