domingo, 3 de abril de 2022

Carta de un perro abandonado

Encontramos esta Carta de un perro abandonado en Facebook y la compartimos con ustedes para concientizar.

¡Los animales no son descartables, para ser abandonados! ¡Son un compromiso de por vida!.

¡Son familia!

Muchas gracias a todos los que los adoptan y rescatan hasta su último aliento.

¡Gracias a ustedes, este mundo es un lugar mejor!

Si te gustó este post, no olvides compartir y no te pierdas la Carta de un perro que nunca fue adoptado.

Carta de un perro abandonado

Carta de un perro abandonado

PERDONA MAMÁ...

Estuve allí donde me dejaste durante dos días enteros. Dormí al lado de la carretera. Estaba aterrorizada por el ruido de los autos, pero no me moví.

Anoche uno de esos autos paró y ella se bajó.

Me invitó a almorzar, pero dije que no.

Me invitó a dormir a su casa y también dije que no. Traté de explicarle que te estaba esperando, pero no quiso escuchar.

Tiró de una correa y dijo que no podía quedarme más allí. ¡La mordí varias veces y terminé orinándome mientras gruñía y lloraba!

¡Ella no entendió que me estaba separando de ti! ¡Me tomó en contra de mi voluntad y nos fuimos! Estaba tan triste porque sabía que estarías preocupada. Terminamos en su casa.

Seguí gritando esperando que me escucharas pero nunca viniste. Vomité por estar nerviosa, sintiéndome tan mal. ¡Seguí diciéndole que tenía que volver porque pensarías que te abandoné cuando vieras que no estaba allí!

Yo, que te amo con todo mi corazón y mi alma, no he dejado de llorar desde que nos separamos hace unos días. Quiero que sepas que nunca te haría eso.

No sé dónde estás ahora o por qué detuviste el auto y me dejaste allí. Seguro que tenías algo muy importante que hacer. ¿Puedes venir a buscarme ahora, mamá?

Hoy comí porque me dolía la barriga. También dormí en una cama muy blanda. Y sin querer, también moví un poco la cola. ¡Lo siento, por favor perdóname! Ella solo está siendo muy amable conmigo.

Dijo que podía quedarme para siempre. Me llama Milo, pero ya tengo un nombre. Cuando me atrapes, puedes decírselo.

Verás lo sorprendida que estará cuando le expliques que esto fue un gran error.

Porque mami, vas a volver a buscarme, ¿verdad?.

0 comentarios:

Publicar un comentario