martes, 21 de diciembre de 2021

Cómo realizar RCP en perros y gatos

Cómo realizar RCP en perros y gatos

Llevábamos tiempo queriendo publicar este post de cómo realizar RCP en perros y gatos, pues nos parece fundamental que todo el mundo sepa realizar esta sencilla maniobra que puede salvar muchas vidas, así que esperamos que muchos compartan en sus redes sociales.

Intentaremos explicarla del mejor modo posible, no obstante, al final les dejaremos un vídeo ilustrativo, porque como bien dice el refrán una imagen vale más que mil palabras.

Esperamos que les resulte de utilidad, y como siempre, si tienes dudas puedes dejarnos un comentario.

Cómo realizar RCP en perros y gatos


Cómo realizar RCP en perros y gatos

La maniobra de RCP en perros es muy semejante a la que se realiza en humanos, de modo que todos aquellos que ya saben hacerla en personas, parten con ventaja. Los que no saben les animamos a que después de leer este post busquen información de como se realiza en personas, es muy sencillo y salva muchas vidas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no siempre que el animal se encuentra inconsciente está en paro cardiorespiratorio. Entonces, ¿cómo saber cuando está en paro cardiorespiratorio? Para saber si el animal se encuentra en paro cardiorespiratorio debemos actuar de dos modos:

- Determinar si el animal posee latidos. Para ello la mejor opción es colocar la cabeza sobre el pecho e intentar escuchar los latidos. Otra opción es buscar los pulsos en las patas, pero les recomiendo la primera, es mucho más sencilla.

- Determinar si el animal posee respiración. Para ello también hay dos opciones, por un lado observar si existen movimientos de la caja torácica y por otro lado sentir el aliento del animal acercando nuestra cara a la suya.

Si ambas determinaciones son negativas, es decir, el animal ni tiene latidos ni respira, se encuentra en paro, es entonces cuando tenemos que comenzar de inmediato la RCPC. Cuando en otras ocasiones le hemos explicado a la gente como se realiza está técnica, son muchos los que nos preguntan: ¿y si le fracturo las costillas en las compresiones? , ¿ y si le lastimo los pulmones?, ¿ y si lo hago mal? a lo que nosotros siempre contestamos: ¿ Y si no respira que crees que le pasará? Efectivamente morirá, si nosotros le practicamos RCPC le estaremos dando una posibilidad de vivir, romperle o no una costilla es lo de menos para nuestro perro o gato.

- Instrucciones para una correcta maniobra de RCP:

Lo ideal es colocar al animal en decúbito lateral, es decir, acostado sobre el lado derecho, de modo que quede el lado izquierdo hacia arriba. Es importante que sea el lado izquierdo el que quede hacia arriba, pues de este modo aplicaremos el masaje directamente sobre el corazón.

Antes de comenzar con el masaje, debemos asegurarnos de que las vías respiratorias no están obstruidas, para ello inspeccionaremos visualmente la boca del animal. En caso de que haya alguna obstrucción procederemos a quitarla siempre que esta sea accesible sin dificultad. Si la obstrucción es inaccesible es mejor no tratar de quitarlo con las manos pues podemos hacer que desciende aún más y empeorar el cuadro.

Una vez comprobado que no hay ninguna obstrucción comenzaremos con las respiraciones artificiales. Para ello debemos extender la cabeza del animal hacia atrás hasta que quede bien alineada y el aire pueda entrar sin problema. La duda que surge comúnmente es acerca de como deben ser esas respiraciones, pues bien, deben ser cortas pero fuertes, es decir, debemos tratar de coger la máxima capacidad de aire que podamos en nuestros pulmones y a continuación exhalarlo de forma continuada y lo suficientemente fuerte como para que llegue hasta los pulmones de nuestro animal. Llegados a este punto la pregunta es: ¿Cómo realizo las respiraciones artificiales?

- Para perros grandes: Debemos cerrar firmemente la mandíbula del perro y con nuestra boca cubriremos la nariz, una vez en esta posición exhalar fuertemente todo el aire.

- Para perros pequeños y gatos: Debemos cerrar firmemente la mandíbula y con nuestra boca cubrir completamente el hocico del animal, al ser pequeño nos entrará sin problemas en la boca y nos aseguraremos de que el aíre le entra a nuestro pequeño.

Pero, ¿Cómo sé que lo estoy haciendo correctamente? Para saber si a nuestro perro o gato le está llegando el aire debemos mirar el pecho, si cuando exhalamos el pecho se eleva lo estamos haciendo correctamente, si por el contrario no se eleva cerciórate de que la mandíbula está bien cerrada, la cabeza bien alineada e inténtalo de nuevo con más fuerza.

Ahora comenzaremos con las compresiones en el pecho: Para realizar el masaje colocaremos las palmas de la mano una sobre la otra y estas sobre las costillas del animal, justo detrás de la articulación de la pata delantera (escápulo-humeral). La pregunta más frecuente en este punto es ¿Cuánta fuerza tengo que realizar? Las compresiones deben ser fuertes y firmes, pero al contrario de lo que la gente generalmente cree no hay que hacer demasiada fuerza, lo ideal es no doblar los codos durante el masaje, sino dejar nuestro peso recaer sobre las manos, esa fuerza es más que suficiente para realizar el masaje. Y, ¿Cuántas compresiones realizo?

- En perros medianos y grandes: intercalar 1 respiración por cada 10 compresiones.

- En perros pequeños y gatos: intercalar 1 respiración por cada 5 compresiones.

La última pregunta es: ¿Con que velocidad debo realizar las compresiones? Lo ideal es un poquito más rápido de una por segundo

NOTA DEL EDITOR: El paciente debe quedar en decúbito lateral derecho, contrario a como se muestra en las imágenes, pero estas son muy descriptivas y para tal fin, cumplen su objetivo. Sólo recuerden esto.

Tutorial : Cómo realizar RCP en perros y gatos

Cómo realizar RCP en perros y gatos

Video : Como hacer la Reanimación Cardio Pulmonar a Mascotas 

jueves, 9 de diciembre de 2021

El conmovedor poema de Emanuele Grandi dedicado a nuestros amigos de cuatro patas

Si también amas a ti perro o a tu gato, este poema de Emanuele Grandi dedicado a nuestros amigos de cuatro patas, definitivamente es para ti.

El conmovedor poema de Emanuele Grandi dedicado a nuestros amigos de cuatro patas

El conmovedor poema de Emanuele Grandi dedicado a nuestros amigos de cuatro patas 

“Si tienes miedo de haberme dado pocas caricias, debes saber que no he olvidado ni siquiera una.

Si te arrepientes de haberme regañado aunque sea una vez, debes saber que ni siquiera lo recuerdo.

Si crees que me has dejado solo demasiado tiempo, debes saber que siempre te he estado esperando.

Si temes haberme dedicado poco tiempo, debes saber que yo, incluso de ese poco, he disfrutado cada momento.

Si crees que has jugado poco conmigo, debes saber que nunca he contado las veces que me lanzaste la pelota.

Si cree que me he olvidado de tu perfume, deber saber que incluso ahora lo estoy oliendo en el viento.

Si quisieras renacer en otra vida, debes saber que me gustaría ser tu perrito también en esa.

Si estás convencida de que tienes algunos defectos, debes saber que para mí has ​​sido la perfecta.

Si crees que el amor puede tener fin, debes saber que en mi corazón el lugar del amor es infinito.

Si crees que tienes arrepentimientos sobre mí, debes saber que no cambiaría ni un solo segundo de la vida que he pasado contigo.

Si crees que ya no escucho tu voz cuando me llamas, solo confía a la brisa del atardecer la tarea de traerme tus palabras.

Si crees que puedo olvidar tu rostro, debes saber que quería vivir solo para disfrutar de tu mirada.

Si crees que podría haber amado a alguien más que a ti, debes saber que te he amado más que a mí mismo.

Si crees que me gustaría un sofá suave, sepas que contigo también habría dormido sobre las piedras.

Si crees que quería más de lo que me diste, debes saber que siempre me he sentido

como el perrito más feliz del mundo.

Si alguna vez te has sentido sola, debes saber que nunca he dejado mi lugar junto a ti.

Si crees que mi vida ha sido corta, debes saber que no hubiera querido vivir ni un minuto más si no lo hubiera pasado a tu lado.

Si temes que ya no estoy cerca de ti, sepas que en cuanto cierres los ojos me quedaré dormido a tu lado.

Si crees que no has tomado la decisión correcta, debes saber que siempre he confiado en ti.

Siempre.

Si sueñas algún día con poder volver a verme, debes saber que estaré allí esperándote.

Como he hecho siempre.” 

viernes, 26 de noviembre de 2021

Cataratas en perros

La visión de los animales varía según la especie. La mayoría de ellos no ven tan bien como los humanos, ya que sus ojos no están tan desarrollados. No obstante, nuestra mascota puede tener los mismos problemas en la vista que nosotros, dando lugar a una serie de enfermedades. 

Tratándose del perro, su visión es más primitiva y desarrolla más otros sentidos como el gusto, el olfato o el tacto, Así, entres sus enfermedades, destacan las cataratas, que se producen en forma de opacidad en el interior del ojo.

Generalmente afectan a los dos ojos y evolucionan hacia la ceguera. Los daños tienen lugar en su estructura óptica transparente que conocemos como el cristalino, ubicada dentro del ojo, por detrás de la pupila. En ocasiones, el cristalino deja de ser transparente y adopta una coloración blanquecina o azulada denominada catarata. Esta opacidad provocará que el animal pierda progresivamente la visión.

Las cataratas de nuestro perro pueden ser congénitas o presentarse cuando el animal es joven o adulto. Las principales razas que presentan cataratas hereditarias son los Cocker Spaniel, Caniche, Husky Siberiano, Schnauzer, Bichon Frise, Fox Terrier, Golden Retriever, Labrador, Old English Sheepdog, Pequines, Shih Tzu y Lhasa Apaso. Estos alcanzan mayor longevidad (hasta los 15 ó 18 años) y tienen más problemas relacionados con la edad, Casualmente las cataratas aparecen con frecuencia en los perros senior.

Cataratas en perros

¿Cómo sé que mi perro tiene cataratas?

Ten en cuenta que esta enfermedad sólo puede ser detectada a través de un examen profesional, de manera que, cuando percibimos las cataratas en nuestra mascota, la enfermedad ya habrá comenzado a desarrollarse. Por ejemplo, si tu perro presenta cataratas “evidentes” a los 4 años de edad, podría padecerlas desde los dos años. De ahí que sea importante su diagnóstico “precoz”. Por eso, se llevan a cabo campañas de detención y prevención de este tipo de enfermedades a través de programas entre profesionales en diversos países.

Fijándonos en su comportamiento podemos adivinar si ha perdido facultades de visión. El perro empezará a manifestar la ceguera cuando carezca de, por lo menos, el 80% de su capacidad visual. Pero, salvo algunos cambios de adaptación, el animal no manifiesta grandes problemas para seguir con una vida normal. Por eso, conviene que, con frecuencia, compares sus dos ojos por si alguna parte está inflamada o tiene aspecto azulado. En cualquiera de estos casos, tu mascota debe hacer una visita al especialista. El veterinario oftalmólogo reconocerá y tratará el problema con un examen de ojos y un equipo con luces especiales.

La operación resulta exitosa:

Afortunadamente, la cirugía de las cataratas ha avanzado sorprendentemente dentro de la oftalmología veterinaria en los últimos años. Asimismo, es importante saber que no todos los perros pueden operarse de cataratas; para ellos deben reunir una serie de requisitos como:

1.- Un buen estado clínico en general.

2.- Tienen preferencia las operaciones de cataratas bilaterales.

3.- Ausencia de otras enfermedades oculares asociadas.

Estas condiciones serán evaluadas a través de un profesional mediante un examen clínico y oftalmológico detallado.

Normalmente, las cataratas pueden ser removidas si el perro está lo suficientemente sano como para soportar la cirugía. La mayoría de las personas que se someten a esta operación tienen una lente artificial implantada que reemplaza la lente natural borrosa que se fue retirada durante la cirugía. Pero los animales, normalmente, no reciben un implante de lente, ellos parecen ver lo suficiente bien sin reemplazarla, debido a que tienen menos acomodación y visión central.

Aproximadamente, el 90% de los animales operados recuperan una visión adecuada para hacer una vida normal y recuperar la actividad que habían perdido conforme avanza su enfermedad. Pero esto no implica ninguna solución a la verdadera problemática de la transmisión hereditaria. Por eso, pon atención a los ojos de tu mascota y detecta cuanto antes la enfermedad.

Diabetes en perros

Se estima que alrededor de 1 de cada 500 perros desarrolla diabetes, aunque las cifras actuales pueden ser más elevadas.

Así pues, si tiene un perro diabético no está usted solo.

El metabolismo de la glucosa en los perros no diabéticos:

El alimento se descompone en componentes que pueden ser utilizados por el organismo. La conversión de los carbohidratos (almidones) da lugar azúcares, entre los que se incluyen la glucosa. Una vez absorbida a través del intestino, la glucosa acaba en la sangre y proporciona energía a las células del cuerpo.

La absorción de la glucosa por parte de la mayoría de las células es dependiente de la presencia de hormona insulina. La insulina es elaborada por células específicas de un órgano especial situado cerca del intestino: el páncreas.

La diabetes mellitus: ¿Qué es?

Una carencia de la insulina disponible provoca la diabetes mellitus.

La causas de la diabetes en los perros:

-En algunos perros diabéticos el páncreas no produce suficiente insulina.

-La incapacidad de las células corporales de producir insulina.

Esto resulta es:

-La incapacidad de las células de absorber suficiente glucosa.

-Unos niveles excesivamente altos de glucosa en la sangre.

La diabetes mellitus: ¿son todos los perros susceptibles a ella?

Los perros de mediana edad ancianos son los más susceptibles a desarrollar la diabetes. Los que se ven más afectados son las hembras enteras.

También hay razas que tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitus.

Diabetes en perros

¿Qué te pareció este artículo sobre perros? Si te gustan nuestros post sobre mascotas, no olvides compartir en tus redes sociales para que puedan llegar a más personas que también puedan disfrutarlos y aprender más.

Te invitamos a seguirnos en nuestra página de Facebook y en Twitter también para ver más artículos similares y poder comentar con otros, todo esto en nuestra comunidad virtual de Solo perros.

Lhasa Apso

El Lhasa Apso era criado solo en los monasterios del Tibet como centinela del templo y el palacio. En su creencia consideran que en esta raza se reencarnan los lamas que todavía no han alcanzado el nirvana. Esta raza fue poco vista hasta la década de 1920 fuera del Tibet.

Debido al clima del Himalaya, su pelo es largo, abundante y áspero, cayendo y cubriendo todo su cuerpo incluyendo sus ojos. Tiene barba y bigotes, sus patas son redondas como de gato. Los color

es de esta raza son dorado, crema y miel, también se pueden encontrar en color humo, pizarra, gris oscuro y en tonalidades de negro, blanco y marrón.

Aunque a primera vista esta raza nos parece ser amistoso y bonachón, su temperamento es todo lo contrario, decidido con su agudo sentido auditivo, excelente perro guardián, ladra con fuerza, agresividad y sin temor a lo que resulte extraño o sea intruso en su zona y es reservado con los desconocidos. Se dice que era más atemorizante que los Mastines Tibetanos que vigilaban las entradas en los monasterios.

Es muy leal a los humanos, juguetón, afectuoso, y le gusta la compañía humana, odia quedarse solo. No tolera los malos tratos por lo que no se recomienda la convivencia con niños si no van a saber respetarlo, su inteligencia lo hace ser terco y resistirse o no obedecer a la disciplina firme, se recomienda un manejo paciente y firme de un dueño experimentando.

Por otro lado hay que tener en cuenta que habitualmente los ejemplares de esta raza si bien no suelen presentar una gran respuesta al entrenamiento de obediencia tampoco es tan difícil obtener buenos resultados.

Por todo ello, si uno está dispuesto a realizar una educación consistente con reglas claras el lhasa apso podrá transformarse en un perro faldero soñado.

Lhasa Apso

Lhasa Apso

Acicalado:

El Lhasa Apso es una raza de pelo largo que no se cuida solo, deberemos arreglarlo de una forma fácil para que no se convierta en un sufrimiento ni para el perro ni para nosotros. Haciendo el trabajo divertido ganaremos con mejores resultados y no nos cansaremos, ya que el resultado nos recompensará.

La mejor forma de tener a nuestros Lhasa Apso en las mejores condiciones es el baño semanal. Necesitaremos cepillo de púas metálicas extra-largas (tamaño grande), peine metálico con púas separadas, champú de uso canino, de proteínas, crema acondicionadora, también de uso canino, y spray para el cepillado.

El proceso es simple, comenzaremos cepillando en profundidad todo el cabello de nuestro Lhasa Apso, sin dejar zonas importantes como axilas, cara interna de los muslos, parte trasera de las orejas, papada, etc. Una vez que tenemos cepillado todo el animal, mojaremos por completo todo el cuerpo con agua tibia, enjabonaremos con el champú adecuado, previamente rebajado con agua según instrucciones del fabricante, una vez. Si el perro está muy sucio, repetiremos la operación una vez más. Aclarar por completo y aplicar el acondicionador, dejar actuar unos cinco minutos y aclarar por completo. Quitar el exceso de agua, cubrir con una toalla y secar con un secador.

El proceso de secado es sencillo; colocaremos a nuestro Lhasa Apso en una mesa cubierta con una toallas secas, tumbado sobre un costado, comenzando a secar el vientre, cara interna de los miembros posteriores, miembros anteriores, costillas, cuello, papada y parte de la cabeza. Una vez seco y cepillado un costado, haremos lo mismo con el otro. Según secamos con el secador, tenemos ,que ir cepillando suavemente pero con efectividad para conseguir que el pelo quede suelto y libre.

Una vez terminado el secado, dejaremos que el cabello se enfríe y daremos el cepillado final.

Los baños harán que el pelo esté limpio y sano. Deberemos usar siempre champúes y acondicionadores para uso canino, de buena calidad. Entre baño y baño no deben transcurrir más de diez días en ningún caso si queremos que el pelo de nuestro Lhasa tenga una buena largura. Además, un cepillado entre baños con suavidad y con un spray de aceite especial para este fin mantendrá la capa sin nudos y sin olor.

Tenemos que prestar atención a los ojos y boca con más regularidad que con otras razas; una mala higiene en estos dos puntos sería desastroso para la salud de nuestro Lhasa Apso. Los ojos requieren limpieza diaria con un líquido especial para evitar la acumulación de suciedad y polvo; deberemos recoger la cascada de cabellos que caen de la cabeza con una goma en forma de coleta; esto nos facilitará la labor y también podremos disfrutar de su agradable mirada y sus expresiones. La boca tiene que ser vigilada por lo menos una vez al año por nuestro veterinario; si es necesario debemos efectuar una limpieza para liberar a la dentadura de acumulaciones de sarro que de otra forma provocarían la pérdida de piezas dentarias, con las consecuencias desagradables que estas pérdidas acarrearían. El no atender esta parte de la higiene también puede producir infecciones que pueden afectar otros órganos del animal, empeorando su calidad de vida. Los oídos son otra parte a cuidar; deberemos vigilar el interior y limpiar en cada baño con con un producto especial que nos hará más fácil la labor y curará cualquier pequeño problema.

Alimentación:

Por su poca actividad física no tiene exigencias de alimentación especial, con una dieta balanceada (croquetas) es suficiente.

Salud:

El Lhasa Apso no llega a su madurez hasta los 3 o 4 años de edad. Los Lhasa Apso son animales fuertes, robustos y carentes de manías. Este perro pequeño pero no miniatura,derrocha salud, raramente tiene problemas con la alimentación, come con apetito, no tiene caprichos, aunque la mejor manera de alimentarse es comida seca adecuada a su edad de una marca reconocida.

Son super sanos, solo pueden presentar problemas renales genéticos, heridas en sus ojos y problemas auditivos. Al tener los oídos sin ventilación y sin una limpieza regular, pueden provocar infecciones en los mismos, así que habrá que vigilarlos.

Leishmaniosis Canina

Leishmaniosis Canina

La leishmaniosis canina es una enfermedad grave, incluso mortal para tu perro. Descubre cómo protegerlo.

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave en el perro por causa de un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania.

El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son hab

ituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas, en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, este se complica observándose en muchos casos síntomas relacionados con insuficiencia renal.

La enfermedad no distingue ni entre sexos ni entre razas de perros.

Entre otros lugares geográficos, la leishmaniosis canina aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea, incluyendo Portugal, España, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia, Túnez y Marruecos.

En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León. Se observa en otras regiones pero con menos intensidad.

La enfermedad se transmite a través de un mosquito, llamado flebótomo. De ahí que, si hay mosquitos, hay riesgo de contagio. La temporada de peligro comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre y octubre si se prolonga el verano. Durante el invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas de España encontramos mosquitos prácticamente todo el año y por consecuencia el peligro existe todo el año.

La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte en la mayoría de los perros afectados por ella y que no reciben tratamiento y vigilancia posterior.

Si tu perro no recibe protección alguna, el riesgo del contagio varia de un 3% a un 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

Hay varios tipos de Leishmania: Lehismania tropica, major, infantum.

Pienso que mi perro tiene Leishmaniosis ¿Ahora qué?

En el caso de que pienses que tu perro padece Leishmaniosis, visita a tu veterinario quien realizará una prueba analítica mediante una muestra de sangre. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un ganglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos.

El perro enfermo requiere atención veterinaria el resto de su vida

Básicamente se utilizan técnicas que nos permitan detectar el parásito (parasitológicas) o bien la respuesta defensiva del enfermo frente a éste. Cuando se tienen sospechas de que un animal padece leishmaniosis se utilizan varias pruebas al mismo tiempo a fin de asegurar el diagnóstico, entre ellas podemos citar la toma de muestras de la médula ósea o ganglio linfático a fin de visualizar el parásito, pruebas serológicas (IFI o ELISA) para controlar el grado de respuesta inmunitaria que el animal presenta y proteinograma.

En zonas endémicas de leishmaniosis canina, los perros, de forma rutinaria, se controlan anualmente mediante unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma temprana el posible contagio.

Si observas los síntomas clínicos o sospechas que tu perro ha sido infestado, llévalo al veterinario para realizar una prueba serológica, El tratamiento será más exitoso si se inicia en las primeras fases de la enfermedad.

La leishmaniosis canina se puede tratar, pero no curar.

Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Hasta el final de su vida, periódicamente los síntomas pueden volver a aparecer y se tiene que repetir el tratamiento.

Los fármacos utilizados para el tratamiento son compuestos antimoniales. Se aplican mediante inyección y el tratamiento puede durar varias semanas. Algunos veterinarios también recetan alopurinol por vía oral.

¿Cuál es la posibilidad de recaída? Muy variable y difícil de cuantificar. Dependerá de la calidad de vida del perro, de posibles reinfecciones por otros flebótomos, de control veterinario que se practique etc.

Pero ten en cuenta una cosa… Cuanto antes se diagnostica la enfermedad mejor se puede controlar.

Hoy en día para prevenir la Lehismaniosis existen collares repelentes y una vacuna. Consulta a tu veterinario de confianza cual es la mejor opción para tu mascota.

La historia de Bobby, un perro fiel y compañero

Todos hemos escuchado en más de una ocasión esas historias que hablan de perros que parecen tener una sensibilidad que les lleva a permanecer, en algunos casos, junto a la puerta de un hospital por la que su amo desapareció una vez hace ya muchos años. O sobre una tumba, cuidando y velando el descanso eterno de su dueño hasta el último día de su vida.

Otras historias nos cuentan el increíble sentido de la orientación de los canes, que son capaces de volver a su hogar desde distancias que a veces se cuentan por miles de kilómetros, en viajes épicos que les costarán recorrer incluso algunos años. También se ha hablado mucho del supuesto sexto de precognición que parecen tener los perros, ese sentido que les posibilita adelantarse o intuir la inminente llegada de sus dueños, una tormenta e incluso un movimiento sísmico.

Hoy os vamos a contar la historia de Bobby, un perro que quedará en la historia de Edimburgo por su fidelidad y lealtad.

La historia de Bobby, un perro fiel y compañero

La historia de Bobby, un perro fiel y compañero

Bobby era un terrier de un policía de la ciudad de Edimburgo llamado John Gray.

Ambos estaban siempre juntos y ya era famosa en la zona la cantidad de trucos que Bobby sabía realizar. Desafortunadamente, un 15 de Febrero de 1858, Gray muere de una tuberculosis repentina. Durante el funeral Bobby permanecería siempre presente, y seguiría al cortejo hasta el cementerio de Greyfriars Kikyard. Lugar donde descansarían los restos de John y donde además, en un acto de fidelidad extrema, Bobby pasaría el resto de los 14 años que le quedaban de vida montando guardia sobre la tumba de su fallecido amo.

En un principio todos pensaban que Bobby permanecería solamente unos días sobre la tumba y que luego el hambre o el aburrimiento lo alejarían.

No obstante, comenzarían a pasar los años, e incluso los crudos inviernos de Escocia y Bobby permanecería fiel en su guardia. Solo se retiraba de vez en cuando para beber y conseguir comida, o cuando la nieve le impedía permanecer en el lugar.

Con los años Bobby se fue transformando en una leyenda local y personas que admiraban su fidelidad comenzaron a alimentarlo y a suministrarle un refugio en el invierno. A tal punto creció esta fama que en 1867 el mismo Lord Provost de Edimburgo, Sir William Chambers, intervendría personalmente para salvar a Bobby de la perrera y además, para evitar futuros accidentes de este tipo, declararía al fiel can como propiedad del Consejo de la Ciudad.

Bobby moriría sobre la tumba de su amo en 1872, y al no poder ser enterrado en el cementerio la gente del lugar se reuniría para construirle una fuente con una estatua en su honor no muy lejos del cementerio.

Estatua que, curiosamente, fue construida mirando hacia la tumba de John Gray.

El pastor belga

Existen cuatro razas de pastor belga: Groenendael, Laekenois, Malinés y Tervuren. Presentan las mismas características y la diferencia está en el tipo de capa, en el color y en la textura. Menos el Laekenois, las demás se con funden fácilmente con el pastor alemán, especialmente el Malinois. 

El pastor belga

Descripción del Pastor Belga:

Perro de tamaño mediano, de porte orgulloso, ágil, fuerte y muy inteligente. Su altura alcanza entre los 60 a 66 cm en los machos y de 56 a 60 cm en las hembras. Su cabeza es fuerte con ojos almendrados, orejas triangulares y erguidas y el cuello redondo con largo suficiente para dar ese aspecto elegante de la raza. La grupa es de longitud media y en forma descendente.

-El pelaje del Groenendael es abundante y áspero al tacto, tiene una capa interna muy espesa que varía según el clima de donde viva, su color siempre es negro.

-El pelaje del Laekenois se distingue por su color leonado rojizo con sombreados negros en el hocico y la cola y su capa es de 6 cm dura y áspera.

-El pelaje del Malinois es corto, áspero e impermeable, con una capa interna bien densa, más abundante alrededor del cuello y los muslos. El color es leonado carbonado con máscara negra y el collar alrededor del cuello, muy parecido al pastor alemán.

-El pelaje del Tervuren es abundante y lacia, las orejas como las franjas en el cuello, extremidades, muslos y cola están bien abundantes de pelo. Tiene una capa interna muy espesa que varía según el clima de donde viva, su color varia desde un leonado fuerte hasta el caoba oscuro con sombreado negro en la grupa.

De las cuatro razas de pastores belgas, el Pastor Belga o Groenendael, en el presente es el que goza de mayor popularidad y es del que hablaremos hoy en Solo Perros.

Este perro fue empleado en la Primera Guerra Mundial como mensajero y perro de carga. Actualmente, además de mascota familiar, se emplea como perro de asistencia, perro policía para detectar sustancias ilegales, perro de rescate y perro de terapia.

Carácter:

El perro de raza pastor belga es un perro de una gran sensibilidad. Según el caso, esto puede ser una ventaja o una desventaja para ti. La ventaja es que esta gran sensibilidad hace que sea un animal sumamente receptivo, con una gran capacidad para el aprendizaje, siempre atento y de muy buena respuesta al entrenamiento de obediencia. La desventaja radica en puede ser inestable emocionalmente. Esta inestabilidad se caracteriza por su actitud vacilante en diferentes situaciones, que se manifiesta a través de cambios de actitud sin venir a cuento, como el temor y la agresividad.

Teniendo en cuenta estas características es sumamente importante que si vas a educar un perro de raza belga no sólo tengas conocimientos sino también un gran equilibrio emocional, ya que la influencia del entrenador en la educación suele ser considerable.

No obstante, si se tiene en cuenta que esta raza no suele ser muy dominante con las personas con las que convive, es probable que el proceso educativo y el entrenamiento de obediencia no sea muy dificultoso. Son excelentes compañeros de los niños y prefieren estar y jugar al aire libre, en un piso se sienten encerrados, necesitan mucha actividad. Tiene un carácter protector, cariñoso y obediente.

Cuidados & Salud:

Para esta raza es esencial el ejercicio y el adiestramiento, así como una buena alimentación que cubra todas sus necesidades, y cepillado semanal. Suelen verse afectados por displasia de cadera y hay casos de epilepsia. La longevidad de la raza oscila entre los 12 a los 14 años de vida.

La Filariosis en perros

La Filariosis o mejor llamada Dirofilariosis, es una enfermedad grave preferentemente de los perros, aunque también se encuentra en otros animales (gato, visión, otros animales salvajes y ocasionalmente el hombre) provocada por la manifestación de una filaria adulta, que es un parásito redondo y alargado (entre 12-15 cm los machos y 25-40 cm. Las hembras) que viven en el corazón y arterias pulmonares de sus huéspedes. Pueden vivir unos pocos o varios cientos en el mismo animal.

La Filariosis en perros

La Filariosis en perros

Es una enfermedad que se ha propagado rápidamente por todo el mundo y es típica en zonas templadas y húmedas, donde viven los mosquitos, que son los insectos que la propagan de un animal a otro a través de sus picaduras. Es una de las enfermedades más importantes que afectan a los animales de compañía del mundo.

Esta dolencia está distribuida por todos los continentes y, dentro de la Península Ibérica, la zona de Huelva es la más afectada. Es una seria amenaza para los perros porque es enfermedad que cursa normalmente de forma crónica y que, después de varios años, puede causar la muerte si no se diagnostica adecuadamente. También puede tener un curso agudo, provocando la muerte en pocas horas.

Ciclo de vida:

Los parásitos cardiacos presentan un ciclo de vida indirecto, utilizando los mosquitos (unas 70 especies diferentes de mosquitos se han identificado que pueden propagar la enfermedad), como hospedadores intermediarios. Los parásitos adultos viven en el corazón y grande vasos donde se alimentan y reproducen, liberando miles de microfilarias a la sangre. Estas microfilarias, características de esta enfermedad, pues existen muchas otras microfilarias en enfermedades diferentes, tienen entre 301 a 322 micrones de longitud y tiene pequeñas diferencias con otras microfilarias que no producen la Filariosis.

Los mosquitos se infestan aspirando las microfilarias cuando se alimentan con la sangre de los perros afectados Una vez las microfilarias están en el mosquito, éstas evolucionan durante 15-17 días, produciendo varias mudas hasta alcanzar el tamaño y la forma adecuada para inocularlas en otro perro cuando otra vez ingieren sangre para alimentarse.

Estas nuevas microfilarias, diferentes de las primeras que ingirió el mosquito del animal enfermo, evolucionan en el animal sano, permaneciendo en la piel durante unos 30 días y después, durante unos cinco o seis meses migran por el cuerpo hasta llegar al corazón donde, después de madurar alcanzan el tamaño adulto y comienzan a reproducirse, produciendo otra vez mocrofilarias, que son aspiradas por un nuevo mosquito, completando el ciclo. Para que esta enfermedad se difunda, solamente es necesario algún animal enfermo y mosquito, algo relativamente frecuente en Andalucía.

Los parásitos provocan grandes lesiones en órganos importantes como el corazón, arterias pulmonares, pulmones, hígado y riñones. Estos parásitos producen obstrucciones a nivel de los grandes vasos que salen del corazón e interfieren en el funcionamiento de las válvulas cardiacas, lo que hace que el corazón no sea eficiente y provoca un fallo cardiaco. El corazón se agranda y afecta a otros órganos.

Estas lesiones son las que provocan los síntomas clínicos, que no son inmediatos y que pueden oscilar entre un año y varios años hasta aparecer en el perro, mientras estos perros enfermos son asintomáticos. Estos síntomas pueden ser inapetencia, cansancio, enflaquecimiento, tos, síncopes, hemorragias nasales y , según avanza la enfermedad, puede complicarse con ascitis, además y en casos más severos, la muerte. En la forma aguda se produce un taponamiento de las venas que llegan al corazón llamado “síndrome de las venas cavas” que produce la muerte de forma súbita.

Diagnóstico:

Existen varios métodos para poder diagnosticar la enfermedad. Frecuentemente, tendremos que hacer una combinación de ellos y en casos difíciles, recurrir a expertos. Los principales métodos son:

-Detectar las microfilarias en sangre y después identificar éstas, para saber si son microfilarias de Dirofilaria inmitis y no otras que no producen la Filariosis cardiaca. Puede ocurrir que el perro no presente microfilarias en sangre, es lo que llamamos Filariosis oculta, y no significa que no tenga la enfermedad, sino que puede tener adultos en corazón, pero las microfilarias o se han destruido o no se ha producido. Actualmente más del 35% de los casos positivos no tienen microfilarias en sangre circulante.

-Para detectar los parásitos adultos o, mejor dicho, el antígeno de estos parásitos adultos, se realizan diferentes test de antígenos que nos demuestran que existen parásitos aunque no existan microfilarias.

-Cuando estos test son negativos o dudosos, debemos recurrir a otros métodos auxiliares como análisis sanguíneos, radiografías torácicas, electrocardiografía, angiografía pulmonar y ecocardiografía. La combinación de estos métodos llevada a cabo por personal experto, determinará si estamos ante un perro con Filariosis o no.

Prevención:

En la actualidad existen diferentes productos que previenen la enfermedad con una eficiencia altísima. Estos productos están basados en derivados de abamectina y son vermectina, melbemicina y selamectina. Cada uno tiene una forma de aplicación y previene además de otros parásitos, tanto internos como externos.

El Galgo Español

El Galgo Español fue por tiempo el perro favorito de las cacerías de liebres en España. Más tarde su fama continuó en el lucrativo deporte de las carreras de perros. En el presente no es sólo un gran perro para los deportes, también se mantiene como mascota donde demuestra ser un compañero de excelentes aptitudes.

De carácter muy noble. Se adapta fácilmente a la vida dentro de la casa, aunque se le debe proveer ejercicio frecuente, sin excesos.

 El Galgo Español

El Galgo Español

Breve resumen histórico:

El galgo español es conocido ya en la Edad Antigua por los romanos, aunque hemos de suponer que su llegada e implantación en la Península sea muy anterior.

Descendiente de los antiguos lebreles asiáticos, se ha adaptado a nuestras diferentes zonas de estepas y llanuras. Se ha exportado en grandes cantidades a otros países como Irlanda e Inglaterra, durante los siglos XVI, XVII y XVIII, siendo nuestro galgo uno de los padres del galgo inglés que presenta con el galgo español las similitudes propias de la raza que le sirvió de base antes de su posterior selección y aclimatación.

Comportamiento:

El Galgo Español es un perro afectuoso, independiente, gentil, inteligente y algo reservado. Para que no sea tímido de adulto es conveniente empezar a sociabilizarlo desde muy cachorro. Siente un gran apego por sus dueños y suele llevarse bien con otros perros y mascotas.

Aspecto:

El Galgo Español es un perro de cuerpo fino y ligeramente rectangular, de pecho no demasiado ancho pero amplio, de espalda recta, lomo arqueado y vientre muy levantado. Tiene la cabeza larga y estrecha y unas orejas insertadas altas, triangulares y con la punta redondeada. Tiene los miembros anteriores finos, rectos y paralelos y los posteriores potentes y bien musculados. La cola, de inserción baja, es muy larga y fina. Se conocen tres variedades de galgo español: la variedad de pelo liso, la de pelo largo (casi inexistente) y la de pelo duro. Su capa puede ser de cualquier color.

Cuidados específicos:

Aunque el medio natural del galgo sea el campo, puede adaptarse perfectamente a la vida de ciudad siempre y cuando haga el suficiente ejercicio. Muchos galgos de ciudad son animales que han sufrido malos tratos o han sido abandonados por no servir para la caza y las carreras, por lo que se adecuan sin problemas a vivir en casas donde los quieran.

La historia del perro Canelo

La historia del perro Canelo

La historia del perro Canelo comienza a finales de la década de los 80 y es la historia de un perro cualquiera con su amo, una de esas historias que podemos ver en cualquier esquina de cualquier ciudad.

Canelo era el perro de un hombre que vivía en Cádiz. Una mascota que seguía a su dueño a todas partes y en todo momento. Este hombre anónimo vivía solo, por lo que el buen perro era su más leal amigo y único compañero.

Cada mañana se los podía ver caminando juntos por las tranquilas calles de la cuidad cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo. Una vez a la semana uno de esos paseos eran hacia el Hospital Puerta del Mar, ya que debido a complicaciones renales el hombre se sometía a tratamientos de diálisis.

Obviamente, como en un hospital no pueden entrar animales, él siempre dejaba a Canelo esperándole en la puerta del mismo. El hombre salía de su diálisis, y juntos se dirigían a casa. Esa era una rutina que habían cumplido durante mucho tiempo.

Cierto día el hombre sufrió una complicación en medio de su tratamiento, los médicos no pudieron superarla y éste falleció en el hospital. Mientras tanto Canelo como siempre, seguía esperando la salida de su dueño tumbado junto a la puerta del centro de salud. Pero su dueño nunca salió.

El perro permaneció allí sentado, esperando. Ni el hambre ni la sed lo separaron de la puerta. Día tras día, con frío, lluvia, viento o calor seguía acostado en la puerta del hospital esperando a su amigo para ir a casa.

Los vecinos de la zona se percataron de la situación y sintieron la necesidad de cuidar al animal. Se turnaban para llevarle agua y comida, incluso lograron la devolución e indulto de Canelo, ya que en una ocasión la perrera municipal se lo llevó para sacrificar.

Doce años, así como lo leen. Este fue el tiempo que el noble animal pasó esperando fuera del hospital la salida de su amo. Nunca se aburrió ni se fue a buscar alimento, tampoco buscó una nueva familia. Sabía que su único amigo había entrado por esa puerta, y que él debería esperarlo para volver juntos a casa.

La espera se prolongó hasta el 9 de diciembre del 2002, en que Canelo murió atropellado por un coche a las afueras del hospital.

Un final trágico, pero esperanzador para quienes amamos a los animales, para quienes quizá ilusamente creemos que en el más allá todavía hay algo que nos espera.

La historia de Canelo fue muy conocida en toda la ciudad de Cádiz. El pueblo gaditano, en reconocimiento al cariño, dedicación y lealtad de Canelo, puso su nombre a un callejón y una placa en su honor.

La placa dice:

A Canelo,Que durante 12 años esperó

A su amo fallecido.

El pueblo de Cádiz como homenaje a su fidelidad.

Mayo del 2002

Artrosis en Perros

Artrosis en Perros

La artrosis en perros en una infección crónica degenerativa que afecta a las articulaciones de las patas delanteras o traseras y a la columna vertebral. Según la gravedad del mal, se podrá constatar reducción de la movilidad, anquilosis y hasta bloqueo completo del miembro. La artrosis se caracteriza por la degeneración del cartílago articular con una proliferación ósea en el borde de las superficies articulares. En la columna vertebral se habla de Picos de loro debido a su aspecto radiológico muy parecido al de dichas aves.

Existen piensos y complementos alimenticios ideales para hacer más llevadera esta enfermedad.

Las causas de la artrosis en perros:

La causa real de la artrosis se desconoce, aunque la afección se deba al envejecimiento normal de la articulación y a traumatismos habituales soportados por el cartílago articular. La artrosis puede ser primaria o secundaria. La primaria se caracteriza por la ausencia de un factor desencadenante inicial, mientras que la segunda es consecutiva a un episodio agudo de artritis.

La edad del perro adquiere un papel primordial. También puede aparecer por mal formaciones articulares así, la evolución de la displasia coxo-femoral conduce inevitablemente a la deformación de los osteofitos.

Los síntomas:

Los síntomas más evidentes de la artrosis es la cojera que se manifiesta sobre todo en frío cuando el perro se acaba de levantar por ejemplo, y disminuye a medida que el ejercicio calienta la articulación.

La artreopatia, en efecto, provoca dificultades para moverse y produce un dolor que puede ser más o menos intenso, el examen de la articulación en sus posiciones extremas hará que el animal se queje.

Existen también sistemas de descanso específicos para este tipo de afecciones, igual que para nosotros es importante descansar en un buen colchón, para nuestra mascota también, en Coko&Rufo tenemos camas viscoelasticas para este fin, un perro pasa casi un 80% de su vida tumbado, es importante proporcionarle un colchón de calidad.

El altruismo emocional de los perros

Varios estudios sugieren que los perros son capaces de detectar el sufrimiento de las personas y reaccionar ante este brindando confort. En este post titulado "El altruismo emocional de los perros" analizamos una característica practicamente única de los perros, que saben cómo ser empáticos con sus seres humanos.

El altruismo emocional de los perros

El altruismo emocional de los perros

La intuición que tienen las personas que conviven con perros de que estos animales son sensibles a sus sentimientos parece confirmarse por un reciente estudio. Los perros reaccionan al dolor humano de manera sumisa de una manera sumisa que se ajusta a proveer alivio como si el verdadero entrenamiento biológico de esta especie fuera la empatía.

Un experimento realizado por psicólogos de la Universidad de Goldmsiths en Londres probó a 18 perros en distintas situaciones, con sus dueños y extraños, en las que los voluntarios aparentaban llorar, susurrar o tararear y hablar. Los perros reiteradamente reaccionaron a los simulacros de llanto, acercándose a estas personas y buscando iniciar contacto físico.

“El tarareo fue diseñado para ser un comportamiento relativamente nuevo, que podría provocar la curiosidad de los perros. El hecho de que los perros diferenciaron entre el llanto y el tarareo indica que su respuesta no fue meramente motivada por la curiosidad” dijo la Dra. Deborah Custance.

No hay duda que los animales domésticos, y especialmente los perros, cumplen una admirable función servicial, como si estuvieran entre nosotros para expiar nuestras penas.

¿Qué te pareció este artículo sobre perros? Si te gustan nuestros post sobre mascotas, no olvides compartir en tus redes sociales para que puedan llegar a más personas que también puedan disfrutarlos y aprender más.

Te invitamos a seguirnos en nuestra página de Facebook y en Twitter también para ver más artículos similares y poder comentar con otros, todo esto en nuestra comunidad virtual de Solo perros.

sábado, 20 de noviembre de 2021

La Higiene Dental en el Perro

Hay que darle mucha importancia a la dentadura de nuestra mascota y cuidarla debidamente para que tengan sus piezas dentales durante muchos años.

Los problemas dentales pueden provocar, además de mal aliento, pérdida de piezas, visitas dolorosas al veterinario e incrementan las probabilidades de enfermedad de corazón, hígado y riñones.

Un cepillado diario permite que no aparezca la placa bacteriana, si tu perro se resiste a que le cepilles los dientes a diario, y resulta una tarea imposible, puedes utilizar los limpiadores solubles.

Hay que remarcar que cepillar una vez a la semana no es suficiente, los perros que son cepillados a diario no muestran ningún signo de gingivitis.

Un alimento de buena calidad ayuda a una correcta formación y constitución de los dientes. Estos tipos de alimentos balanceados ayudarán además a que los restos de comida que queden entre los dientes sean pequeños, al no desintegrarse tan fácilmente como los de una calidad menor.

 La Higiene Dental en el Perro

La Higiene Dental en el Perro

Hay que tener en cuenta varios factores para mantener la boca de nuestro perro en óptimo estado durante mucho tiempo:

-Dieta: No convienen que coma demasiadas golosinas ni carbohidratos, que provocarán inflamación de las encías y deterioro en los dientes.

-Huesos: Después de cumplir los 6 meses puedes incluir en su dieta huesos duros. Los más apropiados son los de vaca y cartílagos, nunca de cerdo o pollo, son muy blando y pueden astillarse a morderlo y provocar heridas o incluso atragantarse.

Cepillado: Un correcto cepillado alejara las bacterias, hongos y restos de alimentos, que es lo que provoca la aparición de la placa bacteriana, y como consecuencia la gingivitis.

Esta patología puede provocar que las piezas dentales se muevan e incluso se caigan. Los cepillados deben ser realizados con pasta de dientes para perros, nunca para personas.

-Juguetes: Existen juguetes para mascotas que ayudan a tener una correcta higiene dental.

¡Con estas sencillas pautas ayudarás a tu mascota a mantener una boca limpia y sana!

Adiestramiento positivo con “Clicker”

En los últimos años han cambiado muchas cosas en lo que se refiere a enseñanza en los animales de compañía y, día a día, se descubren nuevos métodos que vuelven más felices nuestras vidas y las de nuestras mascotas.

Los nuevos métodos de enseñanza están basados en el reforzamiento positivo, ¿en qué consiste este método? en fortalecer una respuesta deseada en vez de forzar a nuestro perro para conseguirla. En definitiva, se trata de lograr que el perro desee lo mismo que nosotros y realice lo que esperamos porque siente que así lo quiere.

Gracias a esta nueva forma de adiestramiento se terminarán los castigos, el sometimiento y el miedo y controlará su comportamiento a través del respeto y la confianza.

Adiestramiento positivo con “Clicker”

Adiestramiento positivo con “Clicker”

El adiestramiento con clicker es una de las formas más populares de adiestrar a nuestro perro mediante refuerzo positivo. El clicker es una cajita de plástico con una plaquita de metal que hace un chasquido de dos tonos al apretar la lámina de metal y su utilidad es indicar al perro cuando hace algo bien instantánemente después de haberlo hecho . El clicker se creó para superar las limitaciones del método tradicional, en el que se les da el premio después de la acción positiva.

El método con el clicker puede utilizarse con cualquier perro, sin importar la raza ni la edad y se trata de intentar conseguir que el perro se entusiasme motivándolo a ejecutar un determinado ejercicio cada vez de forma más rápida y efectiva, ¿cómo lo conseguiremos? el primer paso es conseguir que el perro asocie el sonido del clicker con un premio. Para esto, hacemos sonar el clicker e inmediatamente le damos su recompensa. Repetimos esta acción 2 o 3 veces más y esperamos a que deje de prestarnos atención. Cuando su atención esté en otra cosa, hacemos sonar el clicker y comprobamos si mira inmediatamente hacia nosotros esperando su premio (si es así, probablemente ya ha hecho la asociación).

Una vez que el perro identifica el sonido del clicker con el premio, ya podemos enseñarle lo que queramos siguiendo el mismo método; en cuanto el perro hace lo que queríamos, hacemos sonar el clicker (ojo, tenemos que hacerlo sonar en el momento exacto, no un poco antes ni un poco después, o perderá efectividad) y le damos su premio.

Él mismo irá buscando hacer lo que tú deseas porque sabe que detrás de cada buena acción realizada hay un premio esperándole.

Los perros adiestrados con este método, llegan a recordar las órdenes incluso años después sin haberlas vuelto a practicar, debido a lo efectivo del proceso de asociación.

Sin dolor, sin castigo, sólo premiando lo que hace bien, adiestramiento positivo.

¿Qué edad tiene mi perro en años humanos?

Algunos cambios en el comportamiento de tu mascota, como ir más despacio, dormir más y ser un poco menos móvil, a menudo se consideran normales debido a la edad, pero a menudo indican dolor o malestar subyacente como la artritis. Los cambios en el apetito, el consumo excesivo de alcohol y los problemas oculares o dentales también deben ser tratados por su veterinario.

Si tu perro es mayor, ¿por qué no reservar un chequeo de salud para perros mayores para discutir sus necesidades cambiantes con su equipo veterinario?

¡Consulta las tablas a continuación para ver cuántos años tiene tu perro en años humanos, dependiendo de su tamaño y la etapa de la vida en que se encuentran!

¿Qué edad tiene mi perro en años humanos?

¿Qué edad tiene mi perro en años humanos?


Etapa de la vida: cachorro

Pequeño: hasta 9 kg

1 año = 7 años humanos

Medio - 9 a 23 kg

1 año = 7 años humanos


Grande - 23 a 40 kg

1 año = 8 años humanos


Muy grande: más de 40 kg

1 año = 9 años humanos

2 años = 18 años humanos


Etapa de la vida: adulto

Pequeño: hasta 9 kg

2 años = 13 años humanos

3 años = 20 años humanos

4 años = 26 años humanos

5 años = 36 años humanos

6 años = 40 años humanos

7 años = 44 años humanos

8 años = 48 años humanos


Medio - 9 a 23 kg

2 años = 14 años humanos

3 años = 21 años humanos

4 años = 27 años humanos

5 años = 38 años humanos

6 años = 42 años humanos

7 años = 47 años humanos


Grande - 23 a 40 kg

2 años = 16 años humanos

3 años = 24 años humanos

4 años = 31 años humanos

5 años = 40 años humanos

6 años = 45 años humanos


Muy grande: más de 40 kg

3 años = 26 años humanos

4 años = 34 años humanos


Etapa de la vida: Senior

Pequeño: hasta 9 kg

9 años = 52 años humanos

10 años = 56 años humanos

11 años = 60 años humanos

12 años = 64 años humanos

13 años = 68 años humanos


Medio - 9 a 23 kg

8 años = 51 años humanos

9 años = 56 años humanos

10 años = 60 años humanos

11 años = 56 años humanos

12 años = 69 años humanos


Grande - 23 a 40 kg

7 años = 50 años humanos

8 años = 55 años humanos

9 años = 61 años humanos

10 años = 66 años humanos


Muy grande: más de 40 kg

5 años = 42 años humanos

6 años = 49 años humanos

7 años = 56 años humanos

8 años = 64 años humanos


Etapa de la vida: geriátrico

Pequeño: hasta 9 kg

14 años = 72 años humanos

15 años = 76 años humanos

16 años = 80 años humanos

17 años = 88 años humanos

18 años = 88 años humanos

19 años = 92 años humanos

20 años = 96 años humanos


Medio - 9 a 23 kg

13 años = 74 años humanos

14 años = 78 años humanos

15 años = 83 años humanos

16 años = 87 años humanos

17 años = 92 años humanos

18 años = 96 años humanos

19 años = 101 años humanos


Grande - 23 a 40 kg

11 años = 72 años humanos

12 años = 77 años humanos

13 años = 82 años humanos

14 años = 88 años humanos

15 años = 93 años humanos

16 años = 99 años humanos

17 años = 104 años humanos


Muy grande: más de 40 kg

9 años = 71 años humanos

10 años = 78 años humanos

11 años = 86 años humanos

12 años = 93 años humanos

13 años = 101 años humanos

Perros ancianos

perro anciano

Probablemente, durante toda la vida de nuestro perro, hemos estado pendientes de él y nos hemos ocupado en su bienestar, pero cuando llegue este momento todavía debemos implicarnos más para que esta etapa de su vida la pase siendo un perro feliz y saludable.

El tiempo biológico de nuestro perro es distinto al nuestro; su vida dura vida menos que la nuestra, de manera que cuando  un perro cumple los siete años ya empieza a ser un perro anciano, mientras que nosotros a esa edad todavía estamos en la infancia, todavía somos muy pequeños. Aunque es cierto que los perros de raza grande envejecen más deprisa que los de raza pequeña, los siete años son la edad que se considera como el principio de la vejez del perro.

Probablemente, durante toda la vida de nuestro perro, hemos estado pendientes y nos hemos ocupado de su bienestar, pero cuando llegue este momento todavía deberemos implicarnos más para que esta etapa de su vida la pase siendo un perro feliz y saludable. Para esto debemos tomar algunas medidas especiales.

Adecuar el espacio en la casa:

La pérdida de movilidad así como la pérdida de ciertas capacidades o sentidos (vista, oído, etc.) supondrán la aparición de ciertos obstáculos en el entorno de nuestro perro que antes no lo eran. Debemos entender que, aunque nos cueste un sacrificio, deberemos procurar que se sienta a su gusto en casa, evitando lo que pueda suponerle un obstáculo o una incomodidad que le haga sentirse mal viendo que no puede superarlo como hacía antes; evitaremos que cambiar su lugar habitual para dormir, por ejemplo; evitaremos también el mobiliario que pueda resultar peligroso como los cantos de mesas a la altura de su cara; teniendo en cuenta que su visión no es total (más aún si es totalmente nula) y que el resto de los sentidos que puedan ayudarle a defenderse de esos obstáculos puede que también se haya atrofiado.

Si, por ejemplo, tenemos jardín también tomaremos medidas para que no se dañe con las herramientas que podamos tener y, para que no pueda salir y perderse o sufrir un accidente si se desorienta.

Control veterinario más exhaustivo:

Seguiremos con los tratamientos habituales que hemos seguido hasta ahora, vacunas, tratamientos antiparásitos, etc…, pero además le someteremos a una revisión dos veces al año para controlar los cambios producidos por el envejecimiento aunque observemos que el perro está sano.

El veterinario es quien mejor detectará un problema o enfermedad a través de un chequeo completo; debemos tener en cuenta que la detección a tiempo de un problema siempre supondrá un beneficio en tanto que se podrá empezar a tratar desde el principio, y esto puede ser crucial en según qué tipo de enfermedades, disfunciones o problemas.

Además aprovecharemos la visita al veterinario para que nos aclare las dudas que podamos tener respecto a los cambios que observamos en nuestro perro o sobre cualquier otro tema.

Un chequeo completo debe constar de análisis de orina, de sangre y de heces, y de radiografías para controlar el estado de los huesos, especialmente sensibles a sufrir desgaste por la edad. Estas analíticas darán al veterinario una información muy completa del estado de la salud de nuestro perro ya que la mayoría de los problemas o enfermedades se reflejan en dichos análisis.

Hacer ejercicios especiales:

De la misma manera que durante toda su vida el ejercicio ha sido vital para su bienestar y desarrollo, también será muy importante cuando nuestro perro sea anciano.

Está claro que no podremos forzarle a llevar a cabo la misma actividad que cuando era joven, así que le proporcionaremos un ejercicio que, sin cansarle demasiado ni provocarle estrés, le ayude a mantenerse en forma, a que los huesos y músculos estén más protegidos, y que le proporcione satisfacción y diversión para que se sienta mejor y más feliz.

Con esto también prevendremos o mejoramos los problemas de obesidad (un problema bastante frecuente en perros ancianos) y de artritis que se puedan aparecer en nuestro perro, ya que el ejercicio quema calorías y reduce el dolor en los huesos que aumenta con los cambios de tiempo. Hay alimentos especiales para poder palear estas patologías.

Lo ideal es que haga ejercicios a diario que consista en paseos y juegos de atrapar objetos de manera tranquila, sin agresividad ni violencia. En cuanto a la cantidad de ejercicio tiene que ir en proporción, primeramente a la clase de perro que sea, esto incluso cuando es joven, y sobre todo a su estado de salud y sus ganas. En general, no dejaremos que se canse en exceso y haremos que repose cuando lo necesite; no debe faltarle agua.

Una alimentación especial:

Durante esta etapa tiene unas necesidades nutricionales distintas a las de las anteriores, así que la dieta deberá ajustarse a éstas.

El perro anciano no necesita tanta energía como el perro joven y, si come demasiado, puede llevar a padecer obesidad, cosa que hay que evitar a través de una correcta alimentación.

Por otra parte, la pérdida de apetito y la dificultad de las digestiones del perro anciano hacen que el hábito de comer una vez al día una gran cantidad de comida no sea adecuada. Es mejor que le demos de comer menos cantidad y más veces al día.

Podemos empezar con dos comidas al día, pero conforme el perro envejezca llegar a cuatro al día será lo correcto.

Elegiremos el tipo de comida más adecuada, si es necesario consultando al veterinario, y teniendo en cuanta el aporte de proteínas, hidratos de carbono, calorías y minerales para cada alimento proporciona para poder adecuarlos a las necesidades de nuestro perro. Deberemos reducir la cantidad de sal en sus comidas ya que no es recomendable, y tendremos en cuenta que el agua es un elemento esencial y que le proporcionaremos la que necesite; en caso de problemas de incontinencia consultaremos con el veterinario.

Encontraremos comidas especiales para perros ancianos.

La relación con los niños:

Los perros ancianos necesitan mucha calma y tranquilidad, y los movimientos rápidos y la incesante energía de los niños pueden molestar mucho. Deberemos enseñarle al niño que no moleste al perro sobre todo cuando está durmiendo, y si vienen otros niños de visita procuraremos dejar al perro en un lugar tranquilo donde no pueda ser molestado.  

Tumores mamarios en perras

Tumores mamarios en perras

Las neoplasias mamarias son muy frecuentes en los animales de compañía. En el caso del perro, ocupan el segundo lugar en frecuencia tras los tumores de piel. Un 60% de ellas son benignas y el 40% restante son malignas.

¿Hay alguna raza en particular más predispuesta?

La incidencia en perros cruzados parece ser menos que en perros de razas puras, los que tiene más riesgo son Spaniels, Caniches y algunos Terriers. Los Beagle, Galgos y Boxer pueden desaarrollar tumores mamarios pero la frecuencia de malignidad es menor.

¿Se dan a alguna edad en particular?

La media de edad en el momento del diagnóstico está en torno a los 7-11 años. Se han dado casos en perras jóvenes pero es poco frecuente.

Están más predispuestas las mascotas sometidas a tratamientos hormonales para cortar y evitar los celos.

También se ha visto que las perras con pseudogestaciones (embarazos psicológicos) recurrentes presentan tumores de mama con más frecuencia.

¿Cómo se diagnostica?

Inicialmente en el examen clínico. Normalmente los propietarios detectan una masa en la mama y ocasionalmente pueden observarse secreciones en la mama afectada. En casos de tumores malignos puede haber signos de metástasis en otros órganos, como la aparición de dificultad respiratoria en animales con metástasis torácicas.

¿Se afectan unas mamas más que otras?

En las perras, el setenta por ciento de los tumores mamarios se producen en las mamas caudales o inguinales. El resto se produce por igual en las demás mamas.

¿Cómo se detectan?

Las masas pueden variar de forma o tamaño, desde nódulos móviles, duros, aislados o agrupados a formaciones blandas y difusas adheridas a otros tejidos más profundos. En ocasiones se pueden descubrir pequeños nódulos de pocos milímetros de diámetros justo después del celo.

Consulte a su veterinario lo antes posible para que él pueda actuar a tiempo.

¿Cuál es la causa?

Como en cualquier otra forma de cáncer no se conoce con exactitud la causa, pero sabemos que la mayoría de los tumores son hormonodependientes.

Esto quiere decir que en el tejido mamario normal existen receptores para diferentes tipos de hormonas. Cada vez que nuestra mascota entra en celo, las hormonas (sobre todo estrógenos y progestorona) circulan por su organismo en mayor concentración, y estimulan los receptores existentes en las mamas (también existen dichos receptores en otros órganos, como en el útero.

¿Cómo actúa el veterinario ante este tipo de patología?

Valoración de la paciente: Ya que son tumores con capacidad metastatizar e invadir otros órganos, está indicado además de la exploración clínica, realizar pruebas complementarias como radiografías torácicas, ecografías abdominales, analíticas sanguíneas, etc. Para saber en qué estadio de desarrollo nos encontramos antes de decidir.

Premedicación: Instauramos un tratamiento, con antiinflamatorios específicos y fármacos que reduzcan la actividad del tejido mamario (como los que se utilizan para cortar la lactación o en las pseudogestaciones)

Tratamientos quirúrgicos: El tratamiento de elección en estos casos es la mastectomía.

La intervención consiste en extirpara además de la mama afectada las que se encuentran en la misma cadena mamaria. El veterinario decidirá cuántas y cuales quitar en función del desarrollo que ha alcanzado el tumor en el momento del diagnóstico, del número de tumores, etc.

En ocasiones retiramos toda la cadena mamaria afectada, para asegurarnos de que no quede nada de tejido, si las dos cadenas mamarias tienen tumores puede que necesitemos más de una intervención.

Recomendamos esterilizar a la paciente en la misma intervención, así las hormonas circulares van a disminuir y el tejido mamario restante estará menos estimulado, esto ayuda a evitar la formación de nuevos tumores o recurrencias.

Además muchas veces el útero y/o los ovarios también ya alterados en el momento del diagnóstico de los tumores mamarios.

Tratamiento postquirúrgico: El análisis del tejido retirado es fundamental para conocer qué tipo de tumor es y por lo tanto el comportamiento esperado, grado de malignidad, invasión de ganglios adyacentes, presencia de células tumorales en los bordes dela cirugía…. Estos son datos importantes para establecer un pronóstico y la pauta de seguimiento.

En el caso de tumores benignos sin capacidad de metástasis, el pronóstico es bueno siempre y cuando la escisión haya sido completa.

A pesar de todo, una paciente que en el pasado haya tenido tumores benignos puede posteriormente desarrollar más tumores en otras mamas o incluso en tumores malignos.

En los casos de tumores malignos se prescribe un tratamiento médico tras la cirugía, hay en la actualidad diversos fármacos orales e inyectados que nos pueden ayudar a que la enfermedad no avance incluso remita temporalmente o parcialmente en los casos de tumores que ya se han instaurado en otros órganos.

Seguimiento: Se recomienda revisar a la paciente cada tres meses, palpar cuidadosamente las mamas, realizar radiografías y ecografía abdominal, siendo esto mucho más importante todavía en los casos de tumores malignos.

¿Puede prevenirse el cáncer de mama en la perra?

La mejor profilaxis es la castración antes del primer celo.

Este efecto protector de la castración disminuye con cada celo y es mínimo tras el segundo o tercer celo, porque ya los receptores existentes en el tejido mamario han sido estimulados.

La raza de perros Mudi

La raza de perros Mudi

Los perros de raza mudi son bastante difíciles de encontrar, de la familia del pastor húngaro, su nombre completo es el Canis Olivis Fenyese. El Mudi ha sido utilizado inicialmente para auxiliar el Hombre en la caza de jabalís y al pastoreo de ovejas. Originario de Hungría, no se sabe con ciencia cierta pero se cree que ha sido entre los siglos XVIII y XIX.

La raza fue descubierta por el Dr. Dezsõ Fényes, en 1936, pero durante décadas la historia de esta estirpe ha sido confundida frecuentemente con la de otros perros pastores de Hungría. Se cree, sin embargo, que desciende del cruce entre el Puli y otros perros del tipo Spitz.

También la II Guerra Mundial ha sido una amenaza casi fatal para esta raza: los Mudi han casi desaparecido y sólo en los años 70 ha sido implementado un efectivo programa de rehabilitación de la raza. El establecimiento del estándar que define las características de esta estirpe sigue siendo objeto de sucesivas correcciones a lo largo de las décadas, habiendo sido efectuada la última en 2004.

Asimismo, esta sigue siendo una raza considerada rara en Hungría y casi no la vemos tampoco en exposiciones caninas.

Actualmente, en Finlandia existe un considerable número de criadores de Mudis, que son tradicionalmente utilizados en operaciones de salvamiento en zonas montañosas.

El mudi es un perro de tamaño medio, muy musculoso e inteligente.

Mide unos 47 cm. en los machos y 38 cm. en las hembras, y su peso está entre los 11 y 13 kilos en los machos y unos 8 a 11 kilos en las hembras.

Es un animal muy atleta, alegre, enérgico y nada agresivo.

En cuanto al color del pelaje los hay de color negro, bayo, blanco, azul mirlo, etc.

El largo del pelo es diferente según la zona del cuerpo, variando de largo a corto, ondulado, con rizos, tupido, etc. El pelaje en el cuerpo mide hasta los 12 cm, en el hocico el pelo es más corto y es ondulado en las orejas.

El carácter de éstos animales es muy bueno, son excelentes mascotas y muy buenos perros guardianes.

Los mudi son una raza de perro muy valiente, inteligente, vivaces, alegres, aprenden enseguida cosas nuevas y se entrenan fácilmente.

Estos perros suelen tener un lazo muy fuerte con su dueño, que suele ser una sola persona de la familia, a quien les es completamente fiel.

Necesitan mucho ejercicio constantemente. Por lo menos dos o tres paseos diarios.

Su pelaje necesita ser cepillado semanalmente y un baño cada 15 días. Asimismo, hay que tener en cuenta que el mudi pierde pelo todo el año. 

Esta raza no suele presentar una propensión a enfermedades, siendo considerada genéricamente muy saludable y con una larga expectativa de vida (13 a 14 años).

En definitiva, el Mudi es un perro inteligente, con una personalidad elogiada por muchos especialistas. Lo consideran un perro valiente, perspicaz, obediente, que puede ser un excelente perro de guarda, protector de la familia y de la propiedad.

Es un animal dócil, fiel a sus amos, pero deberá ser acostumbrado a la presencia de niños pequeños y/u otras mascotas. Delante de desconocidos, podrá reaccionar de forma defensiva, necesitando de algún tiempo para acostumbrarse a nuevas presencias.

El dueño ideal para el Mudi debe ser amable y nada violento, ni con la voz ni con los gestos. Hay que ser comprensivo y es importante que entienda el por qué de un castigo ante una desaprobación de su actitud. No necesita paciencia para que sepa cuales son sus límites y sus prohibiciones. En definitiva un amo que cuide de su salud, de su seguridad, de su equilibrio psíquico y que satisfaga su afán de movimiento y actividad.

Problemas renales en nuestras mascotas

Las enfermedades renales son un proceso clínico común y grave en los perros y los gatos. Afortunadamente, la medicina veterinaria ha conseguido grandes avances médicos y terapéuticos para el tratamiento de estas alteraciones.

Tipos de enfermedades renales en mascotas:

Hay muchas causas para las alteraciones renales. Las formas hereditarias pueden observarse en perros y gatos jóvenes en los cuales el desarrollo y la maduración normal de sus riñones ha sido insuficiente. Sin embargo, las alteraciones renales se observan con mayor frecuencia en perros y gatos adultos, y son la consecuencia de los daños causados por enfermedades infecciosas, toxinas o alteraciones inmunológicas. La enfermedad renal que se presenta repentinamente es llamada aguda. Si la progresión de la enfermedad es gradual, se denomina crónica.

Problemas renales en nuestras mascotas

¿Qué son las alteraciones renales?

Los riñones desempeñan varias funciones. Una de sus misiones primarias es la de filtrar la sangre para extraer de ella los productos tóxicos del metabolismo. Además, los riñones colaboran en el mantenimiento de los niveles adecuados del balance hídrico, el equilibrio ácido/base y los niveles minerales y electrolíticos del perro o gato. Cualquier estado que deteriore los riñones puede alterar esas funciones. Afortunadamente, los riñones tienen una gran capacidad de reserva y pueden compensar la existencia de una lesión muy amplia. Puede llegarse hasta un 75% de tejido renal no funcional antes de observarse síntomas clínicos en el animal. Pero cuando se alcanzan estas proporciones de lesión, los riñones no consiguen limpiar por completo la sangre y las sustancias tóxicas empiezan a acumularse. La incapacidad de los riñones para desempeñar sus funciones normales es llamada insuficiencia renal. La insuficiencia renal aguda (IRA) se produce rápidamente. La tumefacción del riñón o la disminución de flujo sanguíneo hacia los riñones perjudica la capacidad de éste para producir orina. Cuando las toxinas aumentan en la sangre, pueden aparecer síntomas como depresión, letargia, pérdida del apetito o vómitos. En la insuficiencia renal crónica (IRC) la aparición de los síntomas aparece más lentamente. Inicialmente, puede notarse únicamente un aumento en la cantidad de agua que el perro o gato ingieren (polidipsia) y en la cantidad de orina que produce (poliuria). A medida que la alteración del riñón progresa, los productos tóxicos de desecho del animal aumentan y puede darse depresión, diarrea y vómitos.

Diagnóstico de problemas renales en mascotas:

Si su veterinario sospecha que su perro o gato sufre de insuficiencia renal, puede tener que realizar diversas pruebas de laboratorio para su confirmación. Éstas pueden incluir análisis sanguíneos para determinar los niveles de productos metabólicos tóxicos presentes en la sangre y análisis de orina para comprobar sus posibles alteraciones. En algunos casos puede ser necesaria la realización de radiografías (rayos X), análisis especiales e incluso una biopsia renal.

Tratamiento de enfermedades renales en perros y gatos:

Tras la verificación de las causas y la gravedad del estado del animal, su veterinario podrá iniciar el tratamiento apropiado. Debido a que una de las funciones más importantes del riñón es el mantenimiento del balance hídrico, debe procurar que su perro o gato tenga libre acceso al agua. Si está deshidratado puede ser necesaria la instauración de una fluidoterapia por parte del veterinario. Otro aspecto importante en el tratamiento del perro o gato puede consistir en el suministro de una dieta específica para animales con insuficiencia renal. En función de la causa de la insuficiencia renal, puede ser también necesario el empleo de antibióticos y otras medicaciones.

La importancia de la nutrición:

La dieta juega un importante papel en el tratamiento de las enfermedades renales. El objetivo de la dieta es reducir la ingestión de proteínas y fósforo para favorecer el equilibrio justo de nutrientes totales. Esto puede lograrse aumentando el aporte de calorías procedentes de carbohidratos y grasas, así como proporcionando proteínas de alta calidad en pequeñas cantidades. Una dieta especial puede ayudar también al equilibrio del balance electrolítico y de los niveles minerales y vitamínicos que la insuficiencia renal podría haber alterado. Los pacientes con insuficiencia renal se benefician de un descenso en la cantidad de sodio en sus dietas, así como del aumento de las vitaminas del tipo B.

Ayude a que su perro o gato vivan confortablemente

Administre a su animal de compañía aquella medicación que le prescriba su veterinario y en la forma que él le indique. Las dietas especiales forman parte importante de un cuidadoso plan global para garantizar su salud.Déle solamente la dieta recomendada por su veterinario. Como en cualquier cambio de dieta, es mejor realizarlo gradualmente durante varios días.Facilítele el libre acceso a agua limpia durante todo el día.Encontrarse sin agua suficiente puede llevarle a la deshidratación y empeorar su estado. Evítele el estrés, los esfuerzos excesivos y las tensiones. Procúrele un ambiente tranquilo y confortable, evitando los cambios bruscos de temperatura.

La Ansiedad por Separación en Perros

La ansiedad por separación es la aflicción que sufre un perro cuando lo dejan solo, separado de sus dueños. Por lo general, el perro manifiesta su ansiedad con llantos, ladridos, defecando o destrozando algún elemento de casa. Esto sucede porque el perro tiene pánico a quedarse solo. 

Esta patología no afecta a todos los perros por igual, algunos sienten miedo cuando se quedan solos en horarios fuera de lo habitual, hay casos en los que sienten pánico si no están sus dueños (aunque estén acompañados por otras personas) En definitiva, es un problema de apego excesivo hacia sus dueños, y en función de cómo de excesivo sea, se manifestará en mayor o menor medida.

Al igual que nosotros, los perros son animales sociables. La mayoría hace frente al estrés de forma más tranquila y menos destructivas, por lo general durmiendo o jugando con sus juguetes. Pero los que sufren esta inquietud, dormir no es una opción, lo que quieren acabar es con su miedo y tener a su dueño en casa.

El perro no tiene miedo a quedarse solo, lo que lo vuelve loco es estar separado de su dueño. Esto ocurre cuando el animal está demasiado apegado a su dueño.

La Ansiedad por Separación en Perros

Tratamiento de la ansiedad por separación:

Es importante, sobre todo, considerar que no se trata de un problema de venganza contra el dueño, simplemente el animal sufre y se angustia sin su dueños, y por lo tanto se le debe enseñar que puede sobrevivir sin tanta atención de su familia.

Los tratamientos son largos y complejos, puede haber reincidencias, pero si sigues varías pautas seguro que tu perro dejara de sufrir esta incomoda patología:

Modificación del ambiente:

-Dejar al perro en algún sitio de la casa donde no tenga acceso a destruir mobiliario.

-Tener un sitio de seguridad, que sea un espacio pequeño, así se minimiza la intensidad de estímulos externos que agravan el problema.

-Tener variedad de juguetes que ayudan a disminuir el aburrimiento y la ansiedad en el perro)

Modificación de conducta:

-Hacer rutinas diarias.

-Establecer reglas y límites claros y firmes.

-Que el perro se gane cada cosa que quiera.

-Practicar la obediencia para tener un mayor control sobre el perro.

-Moderar el apego, hacer al perro más independiente.

-Romper estereotipos de rutinas en salidas y llegadas, ignorando al perro al salir y regresar a casa.

-Mantenerlo ocupado.

-Dar al animal estimulación física y mental.

-Aumentar el ejercicio físico.

-Dejarlo poco tiempo solo, volver antes que se angustie, aumentar gradualmente el tiempo de salida.

Nunca castigar al perro por acciones que realizó durante la ausencia del dueño, ya que no comprende la razón del castigo y esto aumenta mucho más su ansiedad.

Si aun siguiendo todas las pautas tu mascota sigue teniendo ansiedad por separación podemos probar con terapias naturales como la aromaterapia canina que relajan y no dañan el organismo.

Con mucha paciencia y cariño se puede superar la “ansiedad por separación” intentar llevar a raja tabla estas pautas desde el primer día que la mascota llega a nuestra casa.