martes, 3 de enero de 2023

¿Puede un perro amar a una persona?

Los perros son animales muy sociales que disfrutan de la compañía de quienes están dispuestos a amarlos y cuidarlos. Las capacidades emocionales de los perros son bien conocidas y están respaldadas por estudios científicos que comparan el cerebro de un perro con el de un humano. Estas emociones incluyen tristeza, alegría y amor; pero ¿el amor que sienten es igual al nuestro?

Si te preguntas si tu perro es capaz o no de amarte a ti o a cualquier otra persona, la respuesta es sí. ¡Tu perro ciertamente puede amar y amar intensamente!

Sigue leyendo este artículo sobre ¿Puede un perro querer a una persona? y descubre qué sentimientos tiene tu perro por ti.

¿Puede un perro amar a una persona?

 ¿Puede un perro amar a una persona?

Los profesionales de la psicología canina incluyen veterinarios que se han especializado en el comportamiento del perro y etólogos. La etología es el estudio científico del comportamiento animal con un énfasis particular en cómo interactúa con su entorno.

Los etólogos afirman que los perros son capaces de sentir emociones (como mencionamos anteriormente) como tristeza, ansiedad, estrés, alegría y amor. Sin embargo, sus estudios a veces expresan sus hallazgos de manera diferente en cuanto a cuántas personas piensan sobre nuestra relación con las emociones, por lo que debemos aclarar a qué se refieren cuando responden si un perro puede amar o no a una persona.

¿Qué entendemos por amor?

El perro es un animal noble y fiel que admira, ama y protege a quienes le corresponden esos mismos sentimientos (incluso algunos perros maltratados aman a sus dueños). Los perros realmente tienen un gran corazón.

Sin embargo, es difícil calificar hasta qué punto un perro puede amar a una persona o cuán intensos son sus sentimientos. Los dueños de perros descubrirán esto por sí mismos cuando pasen tiempo con su perro y vean cómo interactúan con las personas. Hay una razón por la cual los caninos son considerados "el mejor amigo del hombre", ya que la cantidad de afecto que muestran hacia sus dueños suele ser grande.

Comparación con las emociones humanas

Los estudios que intentan calificar el rango de emociones de las que los perros son capaces se han centrado en sus cerebros. Se afirma que el cerebro de un perro es aproximadamente el equivalente al de un niño de 2 o 2 1/2 años. Las estructuras que producen emociones en el cerebro humano también están presentes en el de un perro y compartimos ciertos componentes químicos que se producen cuando sentimos emociones. La capacidad de amor de un perro ha sido probada por la presencia de la hormona oxitocina en su cerebro. Los humanos secretan esta hormona cuando experimentan sentimientos de afecto y la misma hormona se libera en el cerebro de un perro cuando muestra sentimientos similares.

Si un perro puede amar a una persona de manera similar a como lo hace un niño pequeño, entonces también es incapaz de sentir algunas de las emociones que los humanos solo desarrollan cuando envejecen. Estas emociones incluyen orgullo, desprecio, culpa y vergüenza. Esto significa que, aunque un perro puede volverse tímido o intimidado por elementos amenazantes, no se avergonzará ni se sentirá incómodo en una situación social. Un ejemplo de esto es cuando un perro defeca, a menudo puede parecer que está avergonzado o culpable, pero este no es el caso. Los perros tienen un instinto de supervivencia que se necesita para mantenerse con vida en la naturaleza. Esto significa que en momentos de vulnerabilidad, como cuando hace caca, buscará peligros en su entorno. Esto puede parecer vergüenza, pero en realidad es solo autoprotección.

Aunque la gama de emociones de un perro es limitada, su deseo de amor es muy real. En Solo Perros te instamos a colmar de amor y cariño a tu perro durante toda su vida.

0 comments:

Publicar un comentario