sábado, 20 de noviembre de 2021

Adiestramiento positivo con “Clicker”

En los últimos años han cambiado muchas cosas en lo que se refiere a enseñanza en los animales de compañía y, día a día, se descubren nuevos métodos que vuelven más felices nuestras vidas y las de nuestras mascotas.

Los nuevos métodos de enseñanza están basados en el reforzamiento positivo, ¿en qué consiste este método? en fortalecer una respuesta deseada en vez de forzar a nuestro perro para conseguirla. En definitiva, se trata de lograr que el perro desee lo mismo que nosotros y realice lo que esperamos porque siente que así lo quiere.

Gracias a esta nueva forma de adiestramiento se terminarán los castigos, el sometimiento y el miedo y controlará su comportamiento a través del respeto y la confianza.

Adiestramiento positivo con “Clicker”

Adiestramiento positivo con “Clicker”

El adiestramiento con clicker es una de las formas más populares de adiestrar a nuestro perro mediante refuerzo positivo. El clicker es una cajita de plástico con una plaquita de metal que hace un chasquido de dos tonos al apretar la lámina de metal y su utilidad es indicar al perro cuando hace algo bien instantánemente después de haberlo hecho . El clicker se creó para superar las limitaciones del método tradicional, en el que se les da el premio después de la acción positiva.

El método con el clicker puede utilizarse con cualquier perro, sin importar la raza ni la edad y se trata de intentar conseguir que el perro se entusiasme motivándolo a ejecutar un determinado ejercicio cada vez de forma más rápida y efectiva, ¿cómo lo conseguiremos? el primer paso es conseguir que el perro asocie el sonido del clicker con un premio. Para esto, hacemos sonar el clicker e inmediatamente le damos su recompensa. Repetimos esta acción 2 o 3 veces más y esperamos a que deje de prestarnos atención. Cuando su atención esté en otra cosa, hacemos sonar el clicker y comprobamos si mira inmediatamente hacia nosotros esperando su premio (si es así, probablemente ya ha hecho la asociación).

Una vez que el perro identifica el sonido del clicker con el premio, ya podemos enseñarle lo que queramos siguiendo el mismo método; en cuanto el perro hace lo que queríamos, hacemos sonar el clicker (ojo, tenemos que hacerlo sonar en el momento exacto, no un poco antes ni un poco después, o perderá efectividad) y le damos su premio.

Él mismo irá buscando hacer lo que tú deseas porque sabe que detrás de cada buena acción realizada hay un premio esperándole.

Los perros adiestrados con este método, llegan a recordar las órdenes incluso años después sin haberlas vuelto a practicar, debido a lo efectivo del proceso de asociación.

Sin dolor, sin castigo, sólo premiando lo que hace bien, adiestramiento positivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Video canino del día