sábado, 20 de noviembre de 2021

Los peligros de que tu perro tenga sobrepeso

El sobrepeso se produce cuando el perro ingiere más calorías que las que gasta. Lo que es más complicado de establecer es por qué esta situación de desequilibro nutricional se presenta. ¿Come mi perro demasiado? ¿O es que la comida que le doy no es la adecuada?

Estudios veterinarios del Reino Unido y Estados Unidos muestran que cerca del 50% de las mascotas muestran sobrepeso y de ese 50%, entre un 15% y un 25% se pueden considerar obesas (se suele definir obesidad cuando el sobrepeso supera el 15-20% del peso ideal)

El sobrepeso es el problema nutricional más común en nuestras mascotas.

Los peligros de que tu perro tenga sobrepeso

¿ A QUÉ SE DEBE EL SOBREPESO EN PERROS?

- Cantidad:

Mucha gente le da demasiada comida a su perro. Esto se produce por varios motivos, los dos más comunes son:

Mal medida del pienso:

"En el paquete pone 2 medidas pero yo por si acaso se queda con hambre le pongo 2 y media".

Demasiados tentempiés:

"Yo solo le daba premios cuando salíamos de paseo para premiarle pero luego me di cuenta que mi mujer cuando estaba preparando la comida con ella le daba siempre algo: unos trocitos de queso, jamón y cuando mi hijo llegaba del cole compartía la merienda con él".

- Calidad:

El alimento que le damos a nuestro perro debe de ser equilibrado y no contener demasiadas grasas ya que si para abastecerse de los minerales y vitaminas que necesita nuestro perro tiene que consumir el doble de grasas de las que necesita, transformará este sobrante en "michelines". Esto ocurre a veces con los piensos de gama baja que contienen ingredientes de mala calidad y lo disimulan incorporando muchas grasas para hacerlos más apetitosos a los perros. 

Otras personas atiborran a su perro de comida para humanos (galletas, sobras) que contienen demasiados azucares para nuestros amigos caninos, sólo debemos darles premios cuando correspondan, y siempre especiales para ellos.

- Falta de ejercicio:

Un concepto fácil de entender pero que poca gente pone en práctica es que la cantidad de alimento que nuestro perro necesita está relacionada con el ejercicio que realiza. Un perro que prácticamente pasa todo su día tumbado, sin dar paseos o correr, engordará aunque solo coma su ración habitual de alimento. Al no gastar esa energía que ingiere, la transformará en grasa, es ley de vida. Lo mismo que un perro que tenga una actividad física intensa necesitara más alimento para mantenerse.

-Predisposición Genética:

También existen factores genéticos que hacen a determinadas razas ser más propensas al sobrepeso (el Labrador, el Beagle, los Cocker o el Basset Hound, por ejemplo.)

-Esterilización:

La esterilización eleva el riesgo de obesidad en perros y gatos. Los perros y perras castradas tienen el doble de probabilidad de sobrepeso que los no lo están.

Esto se debe a varias razones:

•Reducción de la cantidad de calorías quemadas por el metabolismo.

La perdida de estrógenos y andrógenos consecuencia de la castración, tiene como consecuencia que el metabolismo del perro quema menos calorías de lo que solía hacer antes de la castración por lo que el animal necesitara menos calorías para mantener su peso óptimo.

•Aumento del apetito debido a la supresión de estrógenos y andrógenos.

Está demostrado que los estrógenos inhiben el apetito en numerosas especies animales. Si no se controla la cantidad de alimento que el perro consume sobretodo en las primeras semanas después de la esterilización, este puede terminar con un importante aumento de peso.

•Disminución de la actividad física derivada de la reducción del vagabundeo y de la actividad sexual.

- Edad:

Los cachorros y perros adolescentes suelen necesitar más energía para crecer y desarrollarse que los mismos perros una vez adultos, además su nivel de actividad física suele ser más alto que el de un adulto (al pasarse el día descubriendo su entorno y jugando). Por lo que muy pocos perros de menos de 2 años se pueden llamar obesos pero si desde cachorro sobrealimentamos a nuestro perro, haciendo de él un cachorro regordete además de causarle posibles problemas en su desarrollo (displasia, etc.) lo transformaremos en un perro adulto propenso a la obesidad.

A partir de los dos años el animal se volverá poco a poco más sedentario por lo que su necesidad energética disminuirá.

¿QUÉ LE PUEDE PASAR A UN PERRO CON SOBREPESO?

Muchas veces el principal problema es que los dueños ven el sobrepeso simplemente como un problema de estética, sin ser conscientes de los graves problemas de salud que puede causarle a sus mascotas.

Al igual que en las personas, la obesidad en perros puede tener consecuencias muy graves para su salud, como por ejemplo:

- Mayor predisposición a sufrir enfermedades cardiacas

- Reducción de la esperanza de vida

- Diabetes

- Problemas respiratorios

- Dificultad de movimiento

- Menor resistencia inmunológica

¿QUÉ DEBO HACER PARA QUE MI PERRO NO TENGA SOBREPESO?

Como casi siempre la mejor solución es la prevención, una correcta alimentación(teniendo en cuenta la edad y la actividad del perro) y una buena dosis de ejercicio diario es suficiente para que tu perro no tenga nunca problemas de sobrepeso (excepto en casos de obesidad por trastornos hormonales).

Si ya es demasiado tarde, aquí tienes unos consejos que pueden resultarte útiles:

- Si todavía no le das alimento seco es hora de hacerlo. Mide bien las cantidades y recuerda que un pienso especial sería lo más recomendado.

- Dividir la dosis diaria en dos o tres tomas puede ayudar a eliminar peso más fácilmente.

- Eliminar las chucherías, sobras... de su dieta habitual.

-Aumenta (de forma paulatina) la cantidad de ejercicio diario.

Por último ten en cuenta que tu perro puede tardar casi un año en alcanzar su peso ideal, no desesperes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Video canino del día