sábado, 13 de agosto de 2022

Cómo realizar la maniobra de Heimlich para perros si tu perro se está asfixiando

La mayoría de los perros mastican casi cualquier cosa: huesos, juguetes, zapatos, calcetines, etc. Pero, ¿sabrías qué hacer si algo se atasca en la tráquea o se atasca en el paladar y tu perro comienza a ahogarse? Es importante que no esperes a la asistencia veterinaria, ya que el perro puede asfixiarse por lo que te traemos este tutorial para aprender cómo realizar la maniobra de Heimlich para perros si tu perro se está asfixiando.

Señales de que un perro se está ahogando

Si un perro se está asfixiando, a menudo entrará en pánico. Un perro puede llevarse la pata a la boca si se le clava algo, aunque esto no significa necesariamente que se esté asfixiando. Otro signo sospechoso de asfixia es un perro que no responde o está inconsciente; en estos casos, revise la garganta y la boca en busca de objetos extraños. La tos puede ser un signo de asfixia, pero es más probable que indique irritación traqueal, como la tos de las perreras.

Causa primaria

Casi cualquier objeto pequeño puede causar asfixia, aunque los más comunes son las pelotas de goma dura y los juguetes para masticar o los palos que se han hinchado debido a la humedad.

Cuidado inmediato

Ten mucho cuidado cuando trates con un perro que se está asfixiando, ya que incluso los animales tranquilos entrarán en pánico cuando no puedan respirar. Protégete sujetando al perro, pero no le pongas bozal.

Use ambas manos para abrir la boca del perro, con una mano en la mandíbula superior y la otra en la inferior.

Agarrando las mandíbulas, presiona los labios sobre los dientes del perro para que queden entre los dientes y tus dedos. Cualquier perro puede morder, así que usa todas las precauciones.

Mira dentro de la boca y retira la obstrucción con los dedos. Pasa el dedo por la parte posterior de la boca para sentir si hay alguna obstrucción. *Si hay huesos alojados profundamente en la garganta del perro, no intentes sacarlos. Deberás llevar a tu perro al veterinario de inmediato para que lo sede y retire el objeto de manera segura.

Si no puede mover el objeto con los dedos pero puede verlo, llama a tu veterinario o a la clínica de emergencia de inmediato.

Si el perro todavía se está asfixiando y no puedes ver nada en la boca, o si el perro está inconsciente, sigue estas pautas.

Perro Maniobra de Heimlich para un perro PEQUEÑO

Cuidadosamente acuesta a su perro boca arriba y aplica presión en el abdomen justo debajo de la caja torácica.

Cómo realizar la maniobra de Heimlich para perros si tu perro se está asfixiando

Perro Maniobra de Heimlich para un perro GRANDE

No intentes levantar un perro grande; es más probable que hagas más daño debido al tamaño del animal. En su lugar, realiza la maniobra de Heimlich para perros:

Si el perro está de pie, pon tus brazos alrededor de su vientre, juntando tus manos. Haz un puño y empuje firmemente hacia arriba y hacia adelante, justo detrás de la caja torácica. Coloca al perro de lado después.

Si el perro está acostado de lado, coloca una mano en la espalda para apoyarte y usa la otra mano para apretar el abdomen hacia arriba y hacia la columna.

Revisa la boca del perro y retira cualquier objeto que pueda haberse desprendido con las precauciones descritas anteriormente.

Ten en cuenta que el objeto puede estar bastante alejado de la garganta, por lo que es posible que debas buscar y engancharlo con el dedo índice. Si el perro requirió respiración artificial o CPR (aprende cómo hacer RCP en perros), busca atención veterinaria inmediata.

Cuidado veterinario

Es probable que los objetos atascados en la garganta hayan causado daños. Según el tiempo que el perro estuvo sin oxígeno y el daño en la garganta, el perro puede requerir hospitalización después de que se aborde la emergencia.

En algunos casos, se puede recomendar una broncoscopia (mediante la cual se inserta una pequeña cámara en la tráquea para visualizar y extraer el cuerpo extraño) para evaluar el daño. Es posible que se recomienden radiografías para asegurarse de que el objeto se elimine por completo.

A veces, los cuerpos extraños, como los huesos, que se atascan en el esófago pueden causar dificultad respiratoria y simular asfixia.

Prevención

La mejor manera de prevenir la asfixia es tratar a tu perro como si fuera un niño pequeño. Aunque es casi imposible evitar que se lleve cosas a la boca, siempre debes estar presente y vigilar lo que mastica. Evita los juguetes para masticar o los palitos hinchados por la humedad, y corte trozos grandes de comida. No le des a su perro huesos en T, que también se sabe que causan asfixia cuando se los dan a los perros.

Nunca le des a tu perro un hueso que quepa completamente dentro de su boca. Los huesos cocidos son muy peligrosos porque pueden doblarse, tragarse y luego tomar una forma que cause obstrucción o daño. Retira todos los huesos y juguetes para masticar (incluidos los cueros sin curtir) una vez que puedan caber en la boca de tu perro. Muchos perros intentarán tragar un objeto si cabe dentro de su boca.

0 comments:

Publicar un comentario